Los manifestantes han mantenido las protestas en al menos 20 ciudades del país.

Este jueves la televisión estatal iraní informó que al menos 17 personas han muerto en las protestas en Irán tras  la muerte de la joven Mahsa Amini, quien fuedetenida por llevar el hiyab o velo islámico de forma incorrecta.

La cadena televisiva IRIB, haciendo un recuento de las víctimas, indicó que «Diecisiete personas han muerto, entre ellas policías, en los incidentes de los últimos días».

Por los momentos, las autoridades han confirmado la muerte de ocho personas, entre ellas tres miembros de las fuerzas de seguridad.

Estas protestas comenzaron el pasado viernes, luego de conocerse públicamente la noticia de la muerte de Mahsa Amini, quien fue arrestada por la Policía de la Moral por llevar mal el velo. Las manifestaciones se han ido extendiendo por el país.

Manifestaciones en Irán

Los manifestantes han mantenido las protestas en al menos 20 ciudades del país, dónde se han ido intensificando las fuerzas de seguridad así como la utilización de material antidisturbios.

Muchos hombres y mujeres iraníes se mantienen en las calles con los gritos de «Justicia, libertad y no al hiyab obligatorio», «Mujeres, vida, libertad» o «Muerte al dictador”.

El pasado miércoles por la noche los manifestantes quemaron al menos dos comisarías y varios vehículos.

Asimismo, el Gobierno iraní bloqueó el internet en los teléfonos y limitó el uso de las redes sociales para controlar las protestas.

Sin embargo, Twitter ha jugado un papel fundamental a la hora de permitir que los manifestantes publiquen sus videos.

Igualmente, la Guardia Revolucionaria de Irán calificó este jueves las protestas como «sedición» y pidió al Poder Judicial que juzgue a los que «diseminan rumores y mentiras» en las redes sociales y en las calles.

De igual forma, un medio de comunicación ultraconservador Kayhan, cuyo director es elegido por el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, criticó al Poder Judicial por aparentemente no condenar a nadie por las protestas. «No tengan piedad con estos criminales», pidió el periódico, reseñó 20 minutos.

Mahsa Amini

Recordemos que Amini fue detenida el martes pasado por la Policía de la Moral en Teherán, donde se encontraba de visita. Posteriorrmente fue trasladada a una comisaría para asistir a «una hora de reeducación» por llevar mal el velo.

La joven murió luego de tres días de estar en coma en un hospital, tras sufrir un ataque al corazón. Las autoridades han atribuido la muerte a problemas de salud, algo que ha sido rechazado reiteradamente por la familia de la mujer.

Este acontecimiento logró unir a muchos iraníes a través del dolor y la empatía, pidiendo que se haga justicia y que flexibilice el uso del hiyab, aunque las autoridades insisten en que las protestas están incitadas por el «enemigo extranjero» con la intervención de embajadas y servicios de inteligencia de otros países.

Por Monica Munoz – Miami Diario

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.