Redacción BLes– El jueves 26 de agosto, las autoridades estadounidenses confirmaron que se habían producido dos explosiones en las afueras del aeropuerto de Kabul, en un atentado que probablemente fuera suicida. Una segunda explosión se produjo frente al Hotel Baron.

Los atentados han dejado doce marines y soldados estadounidenses muertos, y al menos 60 afganos.

Un testigo presencial declaró al medio que unos 150 heridos fueron trasladados a un hospital local tras los atentados.

En las redes sociales se actualizaron imágenes que mostraban montones de cadáveres, lo que indicaba que había más muertos que los 13 de los que se había informado.

“Podemos confirmar que la explosión en la Puerta de la Abadía fue el resultado de un ataque complejo que causó varias víctimas estadounidenses y civiles”, dijo el portavoz del Pentágono John Kirby en Twitter. “También podemos confirmar al menos otra explosión en o cerca del Hotel Baron, a poca distancia de Abbey Gate”.

Le recomendamos: Ingeniero REVELÓ TODO sobre la CONSTRUCCIÓN de bases subterráneas en EEUU

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Dos funcionarios estadounidenses dijeron a Reuters que al menos una de las explosiones fue un ataque suicida. El corresponsal jefe de Sky News, Stuart Ramsay, dijo que una persona se habría inmolado “en un canal”.

Reuters dijo que una persona que se puso en contacto con un testigo a través de un mensaje de texto afirmó que parecía haber dos ataques independientes pero simultáneos, uno de ellos realizado por un terrorista suicida cerca de los autobuses alineados frente a la Puerta de la Abadía, seguido de disparos de armas pequeñas.

La explosión en Baron Gate, por su parte, habría provocado la muerte de niños.

Los sucesos mortales se produjeron poco después de que Estados Unidos y sus socios instaran a los afganos a huir de la región debido al peligro del Estado Islámico.

El Estado Islámico Jorasán, o ISIS-K, surgido hacia 2015, era hostil a los talibanes y a las tropas estadounidenses y afganas que habían capturado y acabado con sus antiguos líderes.

El miércoles, la embajada de Estados Unidos en Kabul envió una advertencia urgente a los estadounidenses sobre los “peligros para la seguridad” relacionados con el aeropuerto de Kabul, donde se están llevando a cabo los vuelos de evacuación, diciendo a la gente en las puertas del aeródromo que saliera inmediatamente o evitara venir a la zona.

Un diplomático occidental dijo a Reuters que las multitudes en las puertas del aeropuerto seguían siendo muy numerosas a pesar de las advertencias.

Según la Casa Blanca, el presidente Joe Biden fue informado de la explosión.

Laura Enrione – BLes.com