Durante la última sesión de la “Cumbre Mundial para Combatir y Prevenir la Extracción Forzada de Órganos” el 26 de septiembre del 2021, las cinco organizaciones no gubernamentales anfitrionas de Estados Unidos, Europa y de Asia emitieron la “Declaración Universal para Combatir y Prevenir la Extracción Forzada de Órganos” un llamamiento a todas las organizaciones e individuos del mundo para unir esfuerzos y detener la sustracción de órganos a personas vivas que lleva a cabo por el Partido Comunista Chino (PCCh).

Arthur L. Caplan, director de la División de Ética Médica de la Facultad de Medicina de Grossman de la Universidad de Nueva York y un reconocido investigador de la ética en la medicina de trasplantes, dijo durante la cumbre que la declaración se basaba en “la Declaración Universal de Derechos Humanos” y en el “Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano”.

La Declaración hace un llamamiento a todos los gobiernos para que combatan e impidan la extracción forzada de órganos “Estableciendo la criminalización de ciertos actos y facilitando la persecución penal, tanto a nivel nacional como internacional, de la extracción forzada de órganos”.

El Dr. Caplan enfatizó que la donación de órganos siempre debe ser una donación y no debe ser coaccionada, debe respetar la elección y el bienestar de la persona.

Añadió que la Declaración instaba a los gobiernos a tomar medidas legales para combatir contra la obtención ilegal de órganos y trasplantes, así como impedir que pacientes viajen a China para recibir trasplantes de órganos. Todos los poderes del gobierno, el judicial, el legislativo y el ejecutivo deberían trabajar juntos para combatir el crimen de la sustracción de órganos a personas vivas. A nivel internacional, los distintos países deberían trabajar juntos para recopilar pruebas y compartir información sobre sus investigaciones con el fin de detener la sustracción de órganos a personas vivas y el tráfico de órganos y tejidos humanos.

El presidente de CAP Libertad de Conciencia: La Declaración es primordial para proteger al ser humano

Thierry Valle, presidente del CAP Libertad de Conciencia en Francia, dijo que su organización se puso en alerta cuando el régimen comunista chino comenzó a perseguir a Falun Dafa en 1999 y que desde entonces siguen de cerca el desarrollo de la persecución.

Dijo: “La extracción forzada de órganos es un delito que consiste en extraer por la fuerza los órganos de los prisioneros de conciencia sin su consentimiento con el objetivo de realizar trasplantes o para otros fines médicos. Esto viola los valores éticos universales y los principios morales de la vida y la dignidad humana”.

Cree que esta nueva Declaración “Reunirá a la comunidad internacional entorno a una carta fundacional para la protección de los seres humanos y para que estos crímenes contra la dignidad humana cesen”.

“Su participación en este Congreso Mundial es importante, porque juntos podemos marcar la diferencia” dijo.

Fundador de DAFOH: La Declaración es una iniciativa que “Aborda la abominable práctica de extracción forzada de órganos”

Torsten Trey, fundador y director ejecutivo de Médicos contra la Extracción de Órganos Vivos (DAFOH, siglas en inglés), dijo que varias investigaciones e informes independientes así como la sentencia del Tribunal de China en Londres “han demostrado más allá de toda duda razonable, que la práctica de extracción forzada de órganos a personas vivas es permitida por el gobierno y que ha ocurrido y sigue ocurriendo en China”.

El Dr. Trey dijo, que según testimonios creíbles y entrevistas telefónicas con personal médico de los hospitales chinos, las principales víctimas de este crimen son los practicantes de Falun Dafa, que han sido perseguidos por el PCCh durante más de dos décadas.

“Aunque las pruebas son irrefutables, hay que preguntarse ¿por qué la comunidad internacional no ha sido capaz de detener este crimen contra la humanidad?” preguntó.

A pesar del hecho de que innumerables practicantes han sido asesinados por sus órganos, “parece que la comunidad mundial, al permanecer en silencio, no ha respetado ni acatado la Declaración Universal de Derechos Humanos”.

Cree que la nueva Declaración contra la sustracción de órganos no es solo un paso adelante para mejorar la situación de derechos humanos en China, sino que también es una iniciativa para detener estos crímenes mientras se producen.

Presidente de la Asociación de Investigación del Turismo de Trasplantes de Japón: Digan “No” al Partido Comunista Chino

Kentaro Inagaki, presidente de la Asociación de Investigación del Turismo de Trasplantes en Japón, dijo que el mundo está sufriendo el virus del PCCh, el cual se ha convertido en una pandemia debido a la naturaleza del PCCh de ocultar la verdad. A pesar de la grave situación que vive el mundo, el PCCh ha continuado su carrera hacia la hegemonía.

Mientras condenaba al PCCh por impulsar hacia la hegemonía, la comunidad internacional también comenzó a prestar más atención a los abusos de derechos humanos en el país. El hecho más cruel es la sustracción de órganos a los practicantes de Falun Dafa y a los uigures, quienes son asesinados por no seguir la ideología del PCCh.

“Esto no tiene precedentes en la historia de la humanidad. Esta atrocidad debe ser detenida lo antes posible” dijo.

“Espero que esta Declaración Universal ayude a la comunidad Internacional para que diga ‘NO’ a esta práctica bárbara y sin precedentes de la sustracción de órganos por parte del PCCh y del horror del PCCh, que promueve el totalitarismo para erradicar esta práctica” concluyó.

Presidente del KAEOT pide una mayor cooperación internacional para detener las atrocidades del PCCh

Lee Seungwon, presidente de la Asociación Coreana para la Ética en los Trasplantes (KAEOT, siglas en inglés), dijo que el mundo ha estado prestando atención a la increíble y perversa sustracción de órganos humanos en China desde el 2006. Desafortunadamente, desde el año 2000, un número incontable de coreanos han recibido trasplantes de órganos en China, en su mayoría suministrados mediante canales ilegales.

“Es una vergüenza que Corea, una nación que practica la democracia y tiene una justicia legal, adquiera una reputación tan vergonzosa”, dijo.

Dijo que el año pasado el KAEOT presentó al gobierno Coreano una lista de médicos chinos involucrados en delitos de trasplante de órganos y que les instaron a que prohibieran la entrada de esos médicos a Corea.

“Creo que toda la determinación y todas las acciones para detener esto es una prueba de la conciencia humana. La sociedad de la salud, del derecho, los políticos y las organizaciones civiles de todo el mundo deben trabajar juntos para hacer las cosas bien”, declaró.

Secretario General de la Asociación Internacional para el Tratamiento de Órganos de Taiwán (TAICOT): “La Declaración es un importante punto de inflexión para la humanidad”.

Huang Chien-Feng, secretario general de la Asociación Internacional para el Tratamiento de Trasplantes de Órganos de Taiwán (TAICOT), cree que la emisión de esta Declaración será un punto de inflexión importante en la historia de la humanidad.

Como médico que trabajaba en un hospital, dijo que a principios del 2006, se encontró con muchos pacientes que viajaban a China continental para recibir un trasplante de órgano. Una vez que volvían a Taiwán, muchos sufrían distintos problemas de salud y algunos tenían problemas mentales. Después de investigar, él y sus colegas descubrieron que cada año, más de 100 pacientes viajaban desde Taiwán a China para un trasplante y que principalmente esos órganos provenían de prisioneros de conciencia, siendo la mayoría de practicantes de Falun Dafa.

“El PCCh los asesina por sus órganos. Millones de personas aún siguen en peligro” dijo el Dr. Huang.

Añadió que, la comunidad médica de Taiwán tomó acciones para educar el público sobre el delito de la sustracción de órganos. El gobierno de Taiwán también aprobó un proyecto de ley para evitar que los taiwaneses fueran a China para el trasplante de órganos, el número de viajes por ese motivo se redujo drásticamente. “ Fue un avance importante” dijo.

Más tarde, descubrieron que el tráfico de órganos es un problema global y que muchas personas de otros lugares del mundo aún viajan a China para recibir un trasplante ilegal, facilitando el crimen contra la humanidad, lo que les llevó a unirse al esfuerzo mundial para combatir la matanza de inocentes.

En este enlace a la página web oficial se puede encontrar la Declaración https://ud-cp-foh.info

Los partidarios de la Declaración pueden firmar la petición en el sitio web.

Fuente: Minghui.org

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.