Este gato nació con solo dos dedos en su pata derecha, y cuando era pequeño, tenía problemas para arreglárselas por sí solo. Pero su dueña creía en él, y con amor y alimento, pronto se convirtió en un magnífico y saludable gato.

Cuando Justina Strumilaite adoptó un gatito llamado Brownie, estaba en muy mal estado. Comenzó su vida como minusválido: nació con solo dos dedos en la pata derecha. Era el más pequeño de la camada, y en cierto momento, incluso dejó de comer. A todo el mundo le preocupaba que no pudiera sobrevivir más allá de unas pocas semanas.

Sin embargo, Justina no se rendiría con Brownie. Lo alimentó, le dio todo el amor y el cuidado que necesitaba, y creyó en él.

Te puede interesar:

videoPlayerId=0262af2df

Eventualmente, Brownie comenzó a ganar peso. Con el tiempo, empezó a ser más peludo y más grande hasta que se convirtió en el magnífico gato que es hoy en día. ¡Su transformación es asombrosa!

Y lo que es más importante, su transformación también se produjo en su interior: ahora es un gato feliz y activo. “Es muy amigable y tiene una personalidad más de perro que de gato, y te sigue una vez que llegas a casa, ¡no importa a donde vayas! Es mi compañero más leal. ¡Y hasta da besos!”, Justina le dijo a Love Meow

Ahora tiene un pelo increíblemente largo y es incluso más grande que algunos perros. Pasó de ser un pobre enano a un gato grande y sano. Todo lo que necesitaba era amor y alguien que creyera en él. Su historia es una prueba más de ese viejo dicho de que el amor lo conquista todo.

Te puede interesar:

videoPlayerId=075df6045

Categorías: Animales

Video Destacados

Esta é uma das coreografias acrobáticas mais impressionantes que você verá em muito tempo!