La profesora de danza Karen Rodger y el director de eventos Colin Rodger tienen una vida doméstica caótica que eclipsa con creces el trabajo diario de la mayoría de las familias. Los Rodgers no son los típicos padres escoceses, y eso se debe a que tienen tres pares de gemelos.

En el año 2000, Karen dio a luz a los gemelos Lewis y Kyle. Apenas dos años más tarde, llegaron Finn y Jude; el segundo grupo de gemelos naturalmente concebidos. La pareja se sintió abrumada pero muy contenta.

Pasó una década, y cuando los hijos mayores de los Rodgers llegaron a la adolescencia, algo cambió. “Cuando cumplí 40 años, no me sentí completa”, dijo Karen al reportero escocés Josh Hour. “¡Quería otro!”. Así que Karen y Colin, valientemente abrazando la perspectiva de ser padres en sus cuarenta años, lo intentaron de nuevo.

Estaban emocionados cuando Karen quedó embarazada rápidamente, pero luego, un examen a las seis semanas, los inquietó bastante. ¿Qué reveló el increíble ultrasonido? Gemelos, por tercera vez. “Me tomó unos diez minutos reunir el valor para enviarle un mensaje de texto a mi esposo”, admitió Karen.

Te puede interesar:

videoPlayerId=df2a061c8

La respuesta de Colin fue muy simple: “Eso no es gracioso, Karen”.

Al tener ya cuatro hijos varones, Karen y Colin estaban encantados cuando nacieron las niñas Rowan e Isla el 29 de mayo de 2013, en el Southern General Hospital de Glasgow.

Afortunadamente, los cuatro hermanos mayores se enamoraron completamente de sus pequeñas y milagrosas hermanas.

Cuando Josh Hour le preguntó: “¿Qué es lo mejor de tener una pandilla de seis en la casa?”, Karen respondió: “Siempre tendrás compañía. Vamos a tener mucha gente sentada alrededor de la mesa de la cena de Navidad”, agregó, pensativa. “¡Me encanta!”.

Te puede interesar:

videoPlayerId=93416b056

En agosto de 2018, luciendo adorables vestidos con sus nuevos uniformes escolares, las pequeñas Rowan e Isla partieron para su primer día en la Escuela Primaria Langbank en Renfrewshire, Escocia. Es la misma escuela a la que asistían los cuatro hermanos, y el momento fue muy emotivo para Karen.

Hoy en día, los padres de 47 y 50 años de edad están muy ocupados, pero felices y todos sus hijos siguen viviendo en casa.

“Creo que los niños serán unos papás y maridos increíbles”, reflexionó Karen, “ya que fueron de gran ayuda cuando Rowan e Isla nacieron y aún cuidan a las niñas”. ¿Y qué hay de los miembros más pequeños de la casa de los Rodger? “Los novios serán completamente inaceptables”, bromeó Colin. 

Te puede interesar:

videoPlayerId=5ea20e85a

Categorías: Historias

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas