Cuando esta señora comenzó con los primeros síntomas de demencia, fue desgarrador para su familia ver a la persona que conocían y amaban tanto deteriorarse frente a sus ojos. Pero una noche, unas pocas palabras pronunciadas por su marido, lograron algo increíble.

El tiempo pasa factura a medida que envejeces, pero el poder del alma puede llegar a ser realmente asombroso.

Mary Jane sufre de demencia, una enfermedad terminal que normalmente afecta a los ancianos y que provoca trastornos de memoria.

El esposo de Mary Jane, Carl, de 68 años, adora a su esposa, y hace todo lo que puede para que se sienta cómoda y querida.

Una noche, Becky Gacono, la hija de la pareja, llevó a su amiga enfermera, Brenda, a la casa de sus padres para ayudar a cuidar a su madre, ya que no se sentía bien en ese momento.

Todos se fueron a la cama, pero no pasó mucho tiempo antes de que Becky oyera a Brenda levantarse.

Becky se unió a ella en la sala de estar. Brenda estaba preocupada porque pensaba haber escuchado sonidos extraños que provenían de la habitación de Carl y Mary Jane.

Becky y Brenda se quedaron en la puerta: “Podíamos oír algo, pero no podíamos descifrar qué era, escuchamos un poco más y lo averiguamos. Se estaban besando. Era la mitad de la noche y ellos se estaban besando”.

Becky y Brenda oyeron a Carl preguntar: “¿Está todo bien?”.

Mary Jane respondió: “Te amo”.

Y Carl le dijo en un tono suave. “Yo también te amo, nunca pensé que podría besar a un ángel”.

Todo quedó en silencio.

“Nos quedamos de pie frente a la puerta cerrada y se nos caían las lágrimas”, escribió Becky.

La vida es fugaz, pero el amor verdadero perdura para siempre.

Lo más visto de la semana:

videoPlayerId=d664fc9b1

Lee historias con valores y toda la actualidad mundial >Haciendo click aquí – BLes.com<

Categorías: Historias

Video Destacados

Chef peruano elabora la más bella escultura de un ave en hielo