En 2017, una familia de Alabama, Estados Unidos, estaba conduciendo a casa después de hacer las compras navideñas cuando ocurrió lo impensado: tuvieron un trágico accidente automovilístico.

Afortunadamente, la madre, el padre y el recién nacido en el coche sobrevivieron sin lesiones graves.

Pero la niña de tres años, Lacey Jane Ayers, no fue tan afortunada. Fue trasladada inmediatamente al Hospital Infantil de Alabama, según el Daily Mail.

Los médicos creían que la niña no llegaría a la mañana siguiente, pero ocurrió un milagro.

“Después del accidente, no se esperaba que Lacey sobreviviera la noche. Sin embargo, milagrosamente comenzó a responder”, escribió la familia en la página de Facebook de Love for Lacey en diciembre de 2017.

Te puede interesar:

videoPlayerId=41ec406f9

“Desde entonces, Lacey ha empezado a dar pasos muy pequeños y lentos hacia su recuperación”.

Aunque los médicos y la familia estaban preocupados de que Lacey tuviera daño cerebral permanente, ella continuó desafiando las probabilidades, día a día.

Cuando llegó el 2018, la familia publicó otra actualización que expresaba su alegría y gratitud por los avances que Lacey seguía haciendo.

Te puede interesar:

videoPlayerId=

“Lloré cuando me enteré que estaba embarazada. Lloré cuando naciste. Lloré cuando moriste. Lloré cuando sobreviviste. Dios nos ha dado el mejor regalo del mundo este año”, escribieron.

“Bendito” no es una palabra que me guste usar mucho, pero no se me ocurre nada más para describir este milagro”.

La recuperación fue un largo camino, pero el 16 de enero de 2018, Lacey pudo volver a casa.

En agosto de 2018, Lacey alcanzó otro hito: comenzó el jardín de infantes, según un tuit de su abuela, Diane Ayers.

La historia de Lacey es un verdadero milagro y nos recuerda lo preciosa y valiosa que es la vida en esta tierra.

Recuerda apreciar cada día con tus seres queridos. Nunca se sabe lo que puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

Te puede interesar:

videoPlayerId=888dec470

Categorías: Historias

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas