Ozzie, el adorable Labrador, puede que solo tenga 3 meses, pero este pequeño cachorro ya tiene el corazón muy grande. ¿No lo crees? Todo lo que tienes que hacer es mirar este video y verlo por ti mismo.

Su dueña, Emma Green, ha sido su mamá humana durante aproximadamente un mes. Pero en ese corto tiempo, ya han construido un vínculo muy fuerte entre ellos.

“¡Es el más dulce de todos! ¡Ama a todo el mundo y a todos los perros que conoce!”.

videoPlayerId=3330e3ed1

Sin embargo, como la mayoría de los perros, Ozzie no ha descubierto cómo funcionan los espejos. Pero eso no es algo malo. De hecho, demuestra lo inocente que es en realidad.

Mientras deambulaba por la casa, Ozzie vio a un cachorro que se parecía a él: era su reflejo, pero él no lo sabía.

Ozzie se ocupaba de sus asuntos mientras llevaba su panda de peluche favorito. Vio su reflejo y pensó que había otro cachorro pequeño en la habitación.

¿Y qué hizo? La mayoría de los perros ladran, otros tratan de proteger la casa, y casi todos quedan confundidos. Ozzie, sin embargo, intentó compartir su juguete con su nuevo amigo.

¿Se puede ser más adorable?

Te puede interesar:

videoPlayerId=736f7e475

Categorías: Animales

Video Destacados

Una mesa que esconde diseños realmente increíbles, ¡descúbrelos!