Ya es bastante difícil manejar a un niño pequeño, pero una vez que tienes el segundo, empieza a convertirse en un verdadero problema de matemáticas. Si tienes dos manos y se necesitan dos manos para tocar a un bebé, entonces un niño queda suelto. Este padre lo entendió de la manera difícil.

Durante su único momento de libertad: la hora del baño, sus hijos de repente tuvieron un interés especial en la bañera. Al principio sus dos hijos están inspeccionándola, y él los quiere fuera. Así que hizo lo que todos harían, toma a un niño y lo saca del baño.

Todo de acuerdo al plan, pero cuando fue a buscar al segundo niño, el primero corre de regreso. Papá fue de un lado a otro 5 veces antes de llegar finalmente al final del juego. Después de esa quinta vez, fue capaz de sacarlos cerrar la puerta. 

Los niños son persistentes, definitivamente, así que este papá tiene mucho trabajo por delante. ¡Esperemos disfrute del baño, así pueda recargar las pilas para continuar cuidando de sus bebés!

No olvides echar un vistazo a este divertidísimo video.

videoPlayerId=fefd11396

Te puede interesar:

videoPlayerId=a9a8d1c8f

Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Esta linda noiva libanesa reflete sua felicidade máxima com uma dança muito graciosa