¿Qué sienten los nuevos padres que descubren que su recién nacido tiene el paladar hendido? Un padre en Texas, Estados Unidos, cuenta lo que tuvo que pasar, y aunque admite que el viaje fue emocionalmente duro, sin embargo se siente muy recompensado.

Se suponía que no sería más que alegría para Matt Martin y su esposa, Sara, cuando dieron la bienvenida a sus bebés gemelos el 3 de abril de 2018. Pero se preocuparon apenas vieron a su segundo hijo, Cam.

Cam tenía labio leporino y el paladar hendido, lo que significa que su encía, labio superior y los huesos de su mandíbula superior estaban partidos.

“Esos primeros días estuvieron llenos de emociones mezcladas”, compartió Matt con Love What Matters. “Amor abrumador por esos dos que acaban de llegar a nuestra familia, y miedo por todo lo que no sabíamos sobre el futuro de Cam”.

Después de permanecer en la UCIN por unos días, a Cam se le dio luz verde para volver a casa, y la pareja hizo una cita con un cirujano plástico para que le reconstruyeran el labio.

Al bebé le pusieron una boquilla, conocida como NAM, para cubrir su paladar y estirar el área irregular durante la primera de sus tres cirugías.

Te puede interesar:

videoPlayerId=494a45128

“La boquilla tenía bolitas que se colocaban en las fosas nasales de Cam para estirar la piel entre la nariz y la boca”, dijo Matt a SWNS. “Teníamos que ir todas las semanas para que lo ajustaran. Odiábamos ver a Cam sufriendo y nos preguntábamos si estábamos haciendo lo correcto”.

El 25 de julio de 2018, Cam tuvo su cirugía. Cuando la operación terminó, lloraba a gritos.

“Le dieron morfina y tenía la cara hinchada, magullada y ensangrentada”, dijo Matt. “Fue como si nos hubieran devuelto un bebé diferente”.

Ver la cara de Cam rompió el corazón de la pareja.

“Odiaba saber que algo que habíamos elegido, la operación, había causado tanto dolor a nuestro hijo”, dijo Matt.

Afortunadamente, Cam pronto se recuperó y sonrió con una sonrisa adorable para sus conmovidos y aliviados padres, por primera vez con el labio superior reparado.

“No podía creerlo”, recordó Matt. “En mis momentos más oscuros, pensé que nunca lo vería sonreír con el labio superior curado, pero allí estaba, radiante”.

Aunque los primeros meses después del nacimiento de Cam fueron difíciles, Matt se siente bendecido.

“Tener un bebé con ese problema es difícil a veces y es aterrador ir a lo desconocido, pero realmente es muy gratificante”, escribió.

Y sin importar la condición del bebé, un padre amará a su hijo.

“Te enamoras de tu bebé y no importa si tiene el paladar hendido o no”, dijo Matt.

Te puede interesar:

videoPlayerId=7241bee18

Categorías: Historias

Video Destacados

Mira compilación de estos perritos haciendo reír a sus dueños a carcajadas