Un joven asombroso, no necesariamente tiene que hacer algo grande para cambiar el mundo. A veces, todo lo que se necesita es un gesto pequeño y compasivo.

Haley Stewart compartió la historia que su padre le contó cuando regresó de un viaje de compras.

Era un día frío de invierno cuando entró en la tienda. Mientras estaba en la fila, notó a un joven con un montón de abrigos. Cuando los registraron, totalizaron alrededor de US$ 65.

Definitivamente era tiempo de abrigarse, pero no podía entender por qué una persona necesitaría US$ 65 en abrigos de tienda de segunda mano, por lo que le preguntó al joven qué estaba haciendo.

La respuesta del adolescente lo dejó perplejo. Dijo que estaba comprando los abrigos para entregarlos a las personas sin hogar.

El padre de Hayley estaba tan conmovido por la amabilidad y compasión del joven que corrió a su casa para compartir la historia con su familia, y Hayley, a su vez, la compartió en Facebook.

“No sabemos quién eres, joven, ¡pero mereces un reconocimiento!”, escribió ella. “Sigue siendo una persona increíble!”.

Si más personas fueran como este joven, el mundo sería un lugar mucho mejor. Esperemos que su acto amable inspire a otros a mostrar el mismo tipo de compasión y atención a las personas necesitadas.

¿Te conmovió la bondad de este joven hacia las personas sin hogar? Entonces, ¡compártelo!

Te puede interesar:

videoPlayerId=f4e6717c9

Categorías: Historias

Video Destacados

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!