Una señora de Londres cuyo nombre no ha sido revelado fue a visitar una feria de la ciudad para comprar una baratija. 30 años después se da cuenta que es millonaria.

Como era su tarea habitual, cada semana ella recorría el mercado de pulgas de Hospital Middlesex mientras tardaba horas mirando las cosas de los puestos. Aquel particular día, cuando corría el año 1980, solo contaba con 2 dolares para invertir en algo, en cualquier cosa, por lo que esta vez prefería que su compra mereciera la pena.

Como podrás ver en el video de STR Red, luego de hurgar bastante bien, se decidió a comprar un anillo de segunda mano. Sintió un flechazo instantáneo y, pese a aparentar no ser auténtico, era el indicado.

Costaba más de lo que esperaba, unos 13 dolares, sin embargo, sabía que no podía dejar pasar aquella oportunidad. 30 años más tarde, descubrió una reveladora verdad.

videoPlayerId=925881c78

Luego de vivir unos episodios en los que quisieron robarle violentamente la joya, comenzó a meditar que quizá sería hora de saber cuánto valía.

Según el sitio, The Buzztube, Jessica Wyndham, que trabaja en Sotheby’s, una prestigiosa casa de subastas del Reino Unido analizó el anillo y la sorpresa de la especialista fue impresionante.

Quién diría que un tranquilo día en una feria terminaría teniendo relación con la historia de tu país.

Mira lo que descubrieron y déjanos saber lo que opinas en los comentarios.

Fuente: STR Red.

Te puede interesar:

videoPlayerId=981857fd0

Categorías: Historias

Video Destacados

Esta mulher cuida de alguns animais muito especiais em forma e tamanho. Que curioso!