El presidente Donald Trump apoya a las comunidades de su país que están rezagadas, creando oportunidades de empleo para sus miembros y ofreciendo recompensas a quienes invierten en ellas, necesitadas de mayor impulso económico, tal como lo comunicó la Casa Blanca el 12 de diciembre.

En función de este propósito firmó una Orden Ejecutiva que establece el Consejo de Oportunidades y Revitalización de la Casa Blanca, que será dirigido por Ben Carson, Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, e integrado por 13 agencias federales más.

Ya son 8.761 comunidades, distribuidas en los 50 estados, e impactando positivamente a unos 35 millones de estadounidenses, las designadas para que se beneficien de las inversiones propiciadas con esta Ley y la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos, firmada en el 2017.

“Nuestro proyecto de ley de impuestos también crea nuevas zonas de oportunidades que recompensan a quienes invierten en comunidades en dificultades y crean más puestos de trabajo para quienes, con demasiada frecuencia, simplemente se han quedado rezagados”, dijo el mandatario según el informe de su casa de gobierno.

Para el Consejo una de las prioridades es la de promover las comunidades con bajos ingresos, y lo hará coordinando las mejores maneras de aplicación de los dineros públicos, en favor de ellas.

La estrategia ayudará a eliminar las faltas de coordinación del pasado, que resultó en aplicaciones complicadas, y en resultados ineficaces.

Por otro lado examinará las situaciones enfocando las propuestas legislativas, para tratar de evitar los eventuales obstáculos que pudieran representar a los objetivos de revitalización económica de las áreas marginales.

Igualmente, se encuentra en su agenda el fomento de la inversión en estas comunidades, para dinamizar su potencial productivo.

El presidente ya ha puesto en marcha otras leyes y proyectos, que junto con sus políticas de negociación internacionales, han mejorado considerablemente la economía de sus ciudadanos.

Entre las leyes firmadas se encuentra la arriba mencionada Ley de Recortes de Impuestos y Empleos, y el establecimiento de unas Zonas de Oportunidades que se calcula que originarán la inversión de 100.000 millones de dólares.

Las zonas se fundarán en lugares donde el ingreso promedio de sus habitantes sea 37 por ciento menor al del promedio del estado en el que se encuentren.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada de BLes.com.