Trump volvió a acaparar todas las portadas: la semana pasada dijo públicamente que subirá los aranceles de los automóviles de la Unión Europea hasta situarlos en un 25%. El hecho representa un capítulo más en la disputa comercial entre Estados Unidos y otros países, especialmente los miembros de la Unión Europea, México, Canadá y las principales potencias asiáticas. Después del anuncio de esta medida, los traders aprovechaban los movimientos para invertir en el forex trading.

“Vamos a aplicar un arancel del 25% sobre cada automóvil que entre en Estados Unidos desde la UE”, declaraba el mandatario el pasado martes. El americano ya venía anunciando el pasado mes de junio que sus planes arancelarios llegarían también a la industria automovilística y, de hecho, solicitó al Departamento de Comercio que evaluara si la importación de automóviles suponía una amenaza para Estados Unidos, el argumento que utilizó para poner aranceles sobre el acero y el aluminio y el que, posiblemente, sea el mismo para los aranceles en los vehículos provenientes de la Unión Europea que se vendan en Estados Unidos.

El presidente americano quiere así proteger la economía americana y a sus ciudadanos, argumentando que sus planes comerciales defienden las industrias y la producción nacional. Es por ello que se ha desatado una batalla comercial entre Estados Unidos y los países afectados por los aranceles de Trump. Estos afectan a todas las economías mundiales, y hace que la volatilidad se apodere de la mayoría de instrumentos financieros: principalmente, las divisas en el forex trading. Muchos inversores deciden apostar en un par de divisas, con el dólar y otra moneda implicada, pues el forex trading en el que mayor beneficio puede dar si se acierta con los movimientos.

Alemania sería el más afectado de la Unión Europea por los aranceles, ya que es el país del bloque comercial que más vehículos exporta a Estados Unidos. Los principales políticos del “viejo continente”, incluida Angela Merkel, han hecho llegar sus críticas y desacuerdos al presidente de la Casa Blanca. Además de los movimientos en el forex trading, las empresas automovilísticas europeas caen: Continental cae más de un 10% en Alemania, CIE Automotive cae un 3% en el Ibex, Daimler, Volkswagen y BMW pierden más de un 1% y Renault poco más de medio punto en Francia.

Asimismo, son muchos los países los que se han quejado sobre los aranceles de Trump ante la OMC, la Organización Mundial del Comercio, desde que los primeros aranceles sobre los metales se impusieran; ahora Turquía se suma a las quejas sobre las políticas comerciales de Trump, después de que Washington impusiera aranceles en el acero y el aluminio de origen turco. Desde entonces, la divisa turca ha tenido grandes descensos en el forex trading y los pronósticos de los expertos financieros confirman que seguirá perdiendo valor.