Redacción BLes– Las recientes sanciones impuestas por la administración Trump a las empresas tecnológicas vinculadas al Partido Comunista de China (PCCh), hacen tambalear el precio de las acciones del gigante de la comercialización Alibaba.  

El presidente estadounidense Donald Trump aludió brevemente a las compañías tecnológicas chinas y al aumento de la presión sobre ellas durante su visita a Bedminster, Nueva Jersey.

Al preguntársele si sancionaría a otras compañías del PCCh como lo hizo con Huawei, por ejemplo a Alibaba y a Baidu, el presidente Trump respondió que sí, que a la mayoría, y que estaban buscando otras cosas, si dar más detalles, según el reporte de la Casa Blanca del 16 de agosto. 

“Obviamente tendrá algún efecto, podríamos ver una disminución en el precio de las acciones de Alibaba”, dijo Luke Lloyd, asesor de patrimonio y estratega de inversiones de Strategic Wealth Partners.

Aunque el valor de las acciones de Alibaba habían alcanzado un récord de 268 dólares el 9 de julio, el 17 de agosto estaban en 251 dólares cada una. 

Además, el interés por las llamadas transacciones ‘cortas’ había bajado el 10,3% en el último período. Los 37.89 millones de acciones vendidas en corto constituyen el 11,6% del total de las acciones disponibles. 

Para las transacciones cortas un inversor toma prestadas acciones y las vende, esperando comprarlas más tarde a un precio más bajo, y devolverlas al prestamista embolsandose la diferencia.

“Trump ha estado acumulando presión sobre las empresas de propiedad china, por ejemplo, prometiendo prohibir la aplicación de video corto TikTok en los Estados Unidos”, informó Reuters.  

Por su parte el Departamento de Estado reiteró su declaración en contra de la tecnológica Huawei que tantas sospechas ha causado a varios países, el 17 de agosto. 

“La Administración Trump ve a Huawei como lo que es – un brazo del estado de vigilancia del Partido Comunista Chino (PCC) – y hemos tomado medidas en consecuencia”, según su informe de prensa.  

Una de esas medidas es la prohibición de que 38 filiales de Huawei reciban ciertas tecnologías sensibles. Huawei utilizaba a esas filiales para obtener las tecnologías que le habían sido prohibidas, y así evadía las sanciones que se le habían impuesto.

El Departamento de Estado enfatizó su permanente vigilancia y protección de la propiedad intelectual de su nación. 

Por eso comunicó: “No toleraremos los esfuerzos del PCCh para socavar la privacidad de nuestros ciudadanos, la propiedad intelectual de nuestras empresas o la integridad de las redes de próxima generación en todo el mundo”.

Jose Hermosa – BLes.com