Un espectador de la última sesión judicial que enfrenta a los actores Johnny Depp y Amber Heard se vio obligado a abandonar la sala el pasado martes al sufrir un ataque de risa prácticamente incontrolable.

Tal y como se puede comprobar en las imágenes obtenidas por medios como Law&Crime, que sigue la última hora del litigio desde que arrancara el pasado 11 de abril, el hombre comenzó a reírse sin motivo aparente desde su asiento, en la zona de butacas.

Los presentes en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos) reaccionaron adoptando posturas distintas: hubo quienes se rieron y otros que, en cambio, se quedaron anonadados.

La decimoséptima jornada estuvo marcada por el último testimonio de Heard tras cuatro días de interrogatorios, primero los realizados por su equipo de abogados y, después, los de los representantes de Depp. Después testificaron iO Tillett Wright y Raquel Rocky Pennington, ambos amigos de la actriz.

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.