Continúa el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. El litigio, que comenzó el 11 de abril, está previsto que dure seis semanas en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos). Este jueves, 25 de mayo, ambos actores se han vuelto a ver las caras en su penúltima cita judicial.

El protagonista de Piratas del Caribe acusa a su exesposa de difamación por un artículo que publicó en The Washington Post en 2018 después de su divorcio en el que se refería a sí misma como una persona con experiencia en lo que “representa el abuso doméstico”.

El artista pide a la artista 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Además, está siendo un juicio muy mediático, tanto nacional como internacionalmente, y seguido en directo por diferentes medios y canales de televisión, superando las audiencias que generó el proceso legal de O. J. Simpson.

Un cirujano analiza el incidente del dedo de Depp

El primer testigo del día ha sido el doctor Gilbert, un cirujano ortopédico especializado en la mano. El declarante ha analizado el incidente en el que Depp perdió la punta del dedo pulgar de una mano en Australia, en 2016, durante un enfrentamiento con la actriz. El intérprete asegura que Heard le causó este daño al lanzarle una botella de vodka, pero ella lo niega y afirma que se hirió él mismo. Este episodio se trató en la sesión anterior.

El experto ha enseñado las placas que muestran la lesión del actor. “Hubo una fractura en la punta del dedo [de Depp]… Así que esto fue con algún tipo de fuerza contundente. Hay un alto mecanismo de lesión”, ha dicho, afirmando que el corte sí se podría haber producido por una botella rota: “Creo que una botella de vodka lanzada a distancia es una fuerza más que suficiente para provocar esta fractura y la pérdida de tejido blando”.

Gilbert ha explicado que, aunque es imposible saber cómo se produjo el daño, el relato de Heard no coincide con las pruebas médicas presentadas. En sus palabras, tiene más sentido la versión de Depp.

Después de este testimonio ha subido al estrado el investigador de informática forense Julian Ackert, que ha rebatido el análisis del experto en metadatos Bryan Neumeister, testigo que, tras observar varias fotografías de los moretones de Heard, concluyó que algunas de ellas habían sido editadas. En el juicio se han vuelto a mostrar imágenes de la actriz alegando que se estaban exagerando las marcas en su rostro. 

La psicóloga forense de Depp rebate a la experta de Heard

Dawn Hughes, psicóloga clínica y forense llamada por el equipo de Heard, se ha sentado en el estrado por segunda vez para refutar a la doctora Shannon Curry, del equipo de Depp. Ambas evaluaron a la actriz antes del juicio, y sus diagnósticos son muy diferentes.

Mientras que Hughes dijo que padece trastorno de estrés postraumático, Curry aseguró que en realidad es trastorno de la personalidad, y ambas se acusaron de malinterpretar los resultados clínicos.

Según Dawn Hughes, es un “mito y una idea errónea” que las víctimas de estrés postraumático sean “incapaces de funcionar”. “Las personas que luchan contra el trauma y el estrés postraumático son personas muy fuertes, valientes y resistentes, aunque tengan dificultades”, ha comentado la psicóloga de Heard.

Fuente:  20minutos.es

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.