Redacción BLes- “Almuerzo en lo alto de los rascacielos” es el nombre de una de las fotografías más representativas a lo largo de la historia.  La icónica imagen fue tomada año de 1932, época para la cual Estados Unidos estaba sumergido en una crisis económica.

Recurrentemente la imagen se asocia con el Empire State Building, que para el momento estaba erigiendo su estructura en la intersección de la Quinta Avenida y West 34th St., pero realmente la foto se tomó en el Rockefeller Center.

Y en el mismo sentido la fotografía que desafía las alturas no es obra de Lewis Hine, como comunmente se tiene entendido.

Los hechos apuntan a que la fotografía fue realizada por Charles C. Ebbet, que para entonces fue nombrado como director fotográfico del Rockefeller Center, a pesar de que el New York Times le quitó fuerza a ese hecho, concluyendo que realmente nadie lo sabía.

La foto de los obreros sentados en una viga desafiando las alturas fue tomada el 29 de septiembre de 1932 y publicada por el New York Herald Tribune, en pleno auge de la Gran Depresión.

Para el momento en que escaseaban las óptimas condiciones laborales, uno de cada diez neoyorquinos estaba desempleado. En tanto los obreros se ganaron un ingreso extra para su bolsillo trabajando como “modelos” en esa peligrosa sesión.

Foto: TIME

Y aunque la imagen muestra a los trabajadores suspendidos a una increíble altura, para ser más exactos a 240 metros, en el piso 69, realmente por debajo de ellos, a unos cuantos metros había un piso terminado.

La imagen consagrada en el siglo XX, en donde se ve con naturalidad a 11 obreros compartiendo la hora del almuerzo fue parte del plan publicitario de la construcción.

Foto: TIME

Según Kent Johnston, responsable del archivo histórico Corbis, que conserva los derechos de autor de la fotografía; “La imagen era un esfuerzo publicitario del Rockefeller Center. Está bastante claro que eran obreros de verdad, pero fue en una sesión organizada para varios fotógrafos” así lo expresa al diario británico Daily Mail.

La polémica que se ha generado en torno a la autoría de la imagen es debido a que varias agencias noticiosas mandaron fotógrafos a cubrir la construcción del rascacielos.

Foto: TIME

Hace unos años la misma agencia llevó a cabo esfuerzos con el fin de encontrar al autor original, para ello contrató investigadores privados, pero no se logró esclarecer el origen de la imagen.

Lo cierto es que para ser una campaña de marketing, la misma fue demasiado riesgosa para la vida de sus protagonistas.

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura? ¡Suscríbete!

Ir a la portada de BLes.com.