En una estación de bomberos de la ciudad de Livermore, en California, Estados Unidos, existe una bombilla eléctrica que se encendió en 1901, y como los bomberos querían atender las emergencia rápidamente la dejaron encendida siempre, así, ya completó 117 años de servicio casi continuo ¿pero por qué?.

El enigma de la bombilla de luz que alumbra desde 1901
El foco aparece en el Libro de los Récords Guiness.

Ese es justamente el enigma que ha llamado la atención a muchos investigadores y que aún o ha sido resuelto, si bien se han expresado algunas teorías; mientras tanto se le abrió su propia página web, cuenta en Facebook, y una cámara exclusiva la filma día y noche, (Se puede observar a través de ella en este mismo instante), y, más aún se le celebran sus cumpleaños con pastel y todo.

El enigma de la bombilla de luz que alumbra desde 1901
Una cámara la filma día y noche.

En los registros de los Récords Guinness aparece inscrita como Bombilla Centenaria (Centennial Bulb) y ha superado el millón de horas de servicio.

Fue fabricada por Shelby Electric Company, y dado que en esa época los operarios tenían que encender una lámpara de queroseno para atender las emergencias en la noche, un empresario donó la bombilla eléctrica, que desde entonces está funcionando, salvo por algunos cortes de energía o mudanzas, donde se ha cuidado mucho para que los cortes sean lo más breve posible.

El cristal fue soplado a mano en 1897, y el filamento es 8 veces más grueso que los actuales, en la fábrica fundada en Ohio, y ya desaparecida, por el francés Adolphe Chaillet, uno de los rivales de Thomas Edison.

¿Por qué dura tanto?

Se cree que fue diseñada para 30 vatios, pero con los cambios solo genera 4 actualmente, la cual podría ser una de las razones de su longevidad; por otro lado, para la física Debora Katz de la Academia Naval de EE. UU. su filamento de carbono es un superconductor, que al calentarse elevaría su capacidad, posiblemente.

Por otro lado, además del mayor tamaño de su filamento, se dice que mantenerla encendida es otro de los factores de su larga vida útil, porque al encender y apagar frecuentemente, se generan micro grietas en el filamento.

Otra de las teorías es considerada de carácter “conspirativo” y alude a que en 1924, lo fabricantes pactaron que las bombillas no duraran más de 1000 horas para poder fabricar y vender muchas más, en tanto que para los inventores la lámpara perfecta era que la durara el mayor tiempo posible.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

Video Destacados