El desplome en las acciones de Netflix es una muestra que fortalece la conocida expresión “Go woke, go broke” —que se interpretaría como “Si adoptas la agenda progresista, te vas a la quiebra”—. Dicho traspié no pasó desapercibido para el empresario Elon Musk, quien comentó que el virus de la “mente despierta” hace que Netflix sea imposible de ver.

Netflix espera la mayor fuga de suscriptores de su historia. La plataforma de streaming perdió al menos 200.000 suscriptores en el primer trimestre de 2022, su primer recorte en más de una década y una cifra en fuerte contraste con sus expectativas de sumar 2,5 millones de abonados. Asimismo, las acciones de la compañía cayeron más del 36 % este miércoles, en la apertura de Wall Street.

Tal desplome en sus acciones es una muestra que fortalece la conocida expresión «Go woke, go broke» —que se interpretaría como «Si adoptas la agenda progresista, te vas a la quiebra»—. El traspié de Netflix no pasó desapercibido para el empresario Elon Musk, quien al ver la noticia en las redes, comentó que el virus de la «mente despierta» hace que Netflix sea imposible de ver.

En cuanto a «mente despierta», Musk se refiere a un la mentalidad progresista que alega que todo aquello considerado conservador o tradicional debe ser superado. El concepto surge de la psicodelia, el hippismo y la revolución sexual de los 70. Rechaza valores como la lealtad, la fidelidad, la familia y los suplanta con el «amor libre» y la tribu, lo cual va de la mano con el culto al planeta en nombre del ambientalismo.

Musk ha enfrentado la agenda del «despertar corporativo». Actualmente, está intentando apoderarse de Twitter con el fin de maximizar su capacidad como plataforma de libertad de expresión. Con todo el discurso que ha desarrollado el dueño de Tesla en torno a agenda Woke, y en vista de este panorama en Wall Street, Netflix podría perfilarse para ser el siguiente en la lista.

Y es que, curiosamente, este mismo patrón de comportamiento —críticas abiertas, también encuestas o sondeos con los usuarios de Twitter— lo tuvo el dueño de Tesla cuando fue develando, paso por paso, su ingreso en primer lugar como accionista principal de la plataforma de los trinos y ahora como su potencial comprador, cuestión que la junta directiva de la compañía no ha visto con muy buenos ojos.

Netflix y la agenda woke

En el tema racial Netflix contrató a Ibram X. Kendi, académico de la Universidad de Boston y defensor de la Teoría Crítica de la Raza. Adaptó su libro «Antracist Baby» a un programa infantil animado. Chris Nee, el creador del éxito de Disney Junior «Doc McStuffins», se unió a Kendi en el proyecto.

“Antracist Baby” presenta “a los lectores más jóvenes y a los adultos en sus vidas el concepto y el poder del antirracismo”. Cabe destacar que la crítica no es hacia la lucha contra el racismo, lo que genera indignación es el enfoque, el público infantil hacia el que apunta y la ideologización.

En esta línea, los usuarios también aluden que la plataforma los perfila. Según la parte acusadora, esto sucede desde el 2018, cuando Netflix incorporó al expresidente Barack Obama como productor.

Padres denuncian adoctrinamiento de menores

En su defensa, Netflix sostuvo que no perfila racialmente a sus usuarios, sino que acomoda las recomendaciones según lo que vieron previamente. Sin embargo, los usuarios reclaman que hay un claro sesgo.

No obstante, acorde mayor ha sido la intervención de los Obama (marido y mujer), mayor ha sido el descenso de las suscripciones. Ya que la pareja apunta a los niños. Su campaña es sembrar educación cívica, pero padres de familia insisten en que hay un adoctrinamiento detrás.

Entre otros ejemplos de estos presuntos sesgos en la plataforma, destaca el mayor escándalo que generó Netflix fue Cuties, una producción (no vinculada a los Obama) que sexualizaba niñas en nombre de enfrentar a sus familias tradicionales. La película francesa generó tal escándalo que un tribunal en Texas tomó acciones judiciales. Un gran jurado acusó formalmente a Netflix de «promoción de material visual lascivo que representa a [un] menor».

Hubo una campaña con más de 312.000 firmantes para dar de baja la producción Cuties de Netflix. Además, causó la mayor retirada de suscriptores hasta ese momento. Por eso y más, de acuerdo con un informe de Slashdot sobre los problemas de Netflix publicado en Twitter, Elon Musk comentó que «el virus de la mente despierta está haciendo que Netflix no se pueda ver».

Asimismo, cuando el ingeniero de aprendizaje automático Pranay Pathole anunció que el «virus de la mente despierta es la mayor amenaza para la civilización», Musk respondió con un simple «sí».

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.