Jennifer Howell, amiga de la hermana de Amber Heard, Whitney Henríquez, declaró el pasado martes en el juicio que enfrenta a la intérprete de Aquaman contra el actor Johnny Depp.  

La declarante explicó que, pese a las acusaciones que Heard ha vertido en los últimos años sobre Depp, a quien acusa de haber abusado sexual y físicamente de ella, la situación en la relación era muy distinta. Al menos, desde su punto de vista.

Según Howell, la violencia la ejercía la actriz sobre el artista, algo que Henríquez habría llegado a corroborarle. Tanto es así que, durante el interrogatorio, la testificante recordó un correo electrónico que le mandó a su amiga pidiéndole que contara la realidad de la expareja.

El mensaje lo habría enviado en 2020, tiempo después de que Henríquez le confiase, tras una bronca de la expareja, que Heard era la “agresora”, y que esta misma supuestamente dijo que pensaba que Heard “iba a matar a Johnny”.

También contó que Henríquez le había confesado que fue Heard quien le cortó el dedo a Depp en el sonado enfrentamiento que mantuvieron en Australia, en 2016, lo que no coincide con la versión de la actriz, que insiste en que fue el propio artista quien se cortó la punta de un pulgar.

Howell lamentó que la hermana de Heard siga apoyando a Heard. “Amaba a alguien que sabía que estaba haciendo algo muy malo. Y sabía que lo estaba haciendo porque estaban tratando de proteger a su hermana”, dijo, refiriéndose a su correo: “Solo estoy tratando de hacer que se despierte y haga lo correcto, que es decir la verdad”.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.