Redacción BLesEn una nota publicada por el New York Times el 23 de febrero, Mara Wilson, la actriz que de niña interpretó a “Matilda”, relata cómo durante su paso por Hollywood de niña pequeña, los medios de comunicación y el público le hacían preguntas de índole sexual cuando apenas tenía 6 años.

A pesar de haber actuado en películas familiares y de haber tenido el cuidado de sus padres, la Srta. Wilson aún recuerda lo perverso del ambiente de Hollywood, que con la ayuda de los medios y el fomento de cierto público, perturbaron seriamente su niñez.

“De todos modos, ya me habían sexualizado y lo odiaba. Actué sobre todo en películas familiares: el remake de “Milagro en la calle 34”, “Matilda”, “Señora Doubtfire”. Nunca aparecí con nada más revelador que un vestido de verano hasta la rodilla. Todo esto fue intencionado: Mis padres pensaban que así estaría más segura. Pero no funcionó”, escribió la actriz.

Y agregó: “La gente me preguntaba “¿Tienes novio?” en las entrevistas desde que tenía 6 años. Los periodistas me preguntaban quién creía que era el actor más sexy y sobre la detención de Hugh Grant por solicitar una prostituta. Era bonito cuando niños de 10 años me enviaban cartas diciendo que estaban enamorados de mí. No lo era cuando lo hacían hombres de 50 años. Antes de cumplir los 12 años, ya había imágenes mías en sitios web de fetichismo de pies y en la pornografía infantil”.

En su nota de opinión, la Srta. Wilson compara su historia con la de Britney Spears, la famosa cantante que un momento de su vida comenzó a actuar irracionalmente, pero ambas terminaron su carrera de una manera muy diferente, por un factor clave: la familia.

“Muchos momentos de la vida de la Sra. Spears me resultaban familiares. Ambas teníamos muñecas hechas de nosotras, teníamos amigos íntimos y novios que compartían nuestros secretos y hombres adultos que comentaban nuestros cuerpos. Pero mi vida fue más fácil no sólo porque nunca fui famosa a nivel de tabloide, sino también porque, a diferencia de la Sra. Spears, siempre tuve el apoyo de mi familia”, explicó la Srta. Wilson.

Le recomendamos:

La actriz intentó remarcar que el acoso sexual no vino desde dentro de Hollywood, sino de los medios y el público.

“Hollywood ha decidido abordar el acoso en la industria, pero yo nunca fui acosada sexualmente en un plató de cine. Mi acoso sexual siempre vino de la mano de los medios de comunicación y del público”.

Sin embargo, existen muchas historias pasadas y presentes que nos dicen que Hollywood, desde dentro, está plagada de abusos sexuales e incluso cosas peores, más allá de la “decisión” de abordar el tema.

La historia de Corey Feldman

El actor Corey Feldman, de “Stand by me” y “Los Goonies” dos éxitos de los años 80, ya de adulto dijo que el “mayor problema de Hollywood es la pedofilia”.

En un libro de su memoria contó que tanto él como su amigo actor ya fallecido, Corey Haim, fueron violados en la industria fílmica cuando eran menores de edad, lo luego los llevó a las adicciones.

Atravesar la prueba de Hollywood: convertirse en un depravado o dejar la industria

Muchas actrices y actores que comenzaron desde muy pequeños a actuar y alcanzaron la fama, tuvieron que pasar la prueba de fuego de Hollywood: después de pasar la adolescencia o te conviertes en un depravado sexual o nadie te contrata para un rol importante.

Casos como el de Miley Cyrus que de pequeña interpretó a la inocente Hannah Montana, y hoy en día es famosa por sus videos musicales completamente sexualizados por usar un término light.

Kathy Perry que llevaba años cantando canciones normales sin llamar la atención de nadie, se lanzó a la fama después de escribir una canción que dice “besé a una mujer y me gustó”.

Por el contrario, como el caso de la Srta. Mara Wilson, al negarse a someterse a la sexualización de Hollywood, terminó fuera del mundo pervertido de las películas y la música, gracias al apoyo de su familia.

 Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com