La depresión empujó a la famosa cantante surcoreana k-pop Goo Hara a la muerte. En junio fue su primer intento, cuando su ex novio publicó una foto íntima suya por internet. Entonces, la estrella surcoreana se pronunció contra el ciberacoso que sufrió en carne propia.

La policía del país halló una nota “pesimista”en una mesa de su domicilio. “(La nota) era muy corta, lo que aparentemente muestra que Goo Hara se sentía muy pesimista con respecto a su vida”, afirmó el portavoz, en declaraciones que recoge el diario Korea Herald.

Goo Hara fue localizada sin vida, el domingo 24 de noviembre, en su casa en Seúl. Meses atrás fue su manager quien le salvó la vida al encontrarla inconsciente. Esta vez, las autoridades investigan las causas que rodean su muerte, pero todo apunta un suicidio.

La cantante formó parte del quinteto Kara entre 2008 y 2015, para luego iniciar su carrera como solista. Además era una estrella de la televisión y el cine local, amada por los fanáticos del k-pop.

La petición de Goo Hara para sus seguidores

Este 2019 fue tormentoso para Goo, quien denunció ser víctima de acoso cibernético y violencia por parte de su ex pareja, Choi Jong-bum. El sujeto le enviaba correos donde la amenazaba con golpearla y difundir fotos y videos íntimos.

Fue condenado a año y medio de prisión y tres años de libertad condicional por amenazar, coaccionar, herir y destruir la propiedad de la cantante.

Cuando salió del hospital, tras el primer intento de suicidio, Hara pidió a sus seguidores ser amables por las redes sociales y los alentó a que solo le hicieran comentarios positivos.

La última publicación de Hara en su cuenta Instagram data del sábado: un selfie que acompañó con un “Buenas Noches” escrito en coreano.

Sulli, su amiga

En octubre, la cantante y actriz Sulli también se quitó la vida. Ella sufrió también del acoso por redes sociales, a tal punto que decidió retirarse de la vida pública y hacer presentaciones esporádicas.

Ambas eran amigas y su muerte la marcó para siempre, así lo expresó Goo durante un live en Instagram:

“Ojalá pudiera esperar que Sulli fuera el último ídolo en morir de suicidio y enfermedad mental. Pero sabiendo lo cruel que es la sociedad, no puedo evitar tener miedo de quién será el próximo”.

Fuente: Fayerwayer.

 

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

Ad will display in 09 seconds