No es extraño ver a las estrellas del espectáculo ostentando sus bienes, bien sea desfilando un elegante traje de diseñador en la alfombra roja, o en algún sector exclusivo conduciendo un auto deportivo último modelo. Pero la historia es un poco diferente esta vez, e involucra a los 14 trabajadores del actor George Clooney, quienes recibieron una suntuosa suma de dinero.

El relato lo narra Rande Gerber, esposo de la modelo estadounidense Cindy Crawford y uno de los mejores amigos de Clooney.

Foto: AP

Gerber comentó que para el 2013 el actor le hizo una invitación especial a su casa junto con otros amigos. El actor comentó que Clooney le dijo: “oye, resérvate el 27 de septiembre de 2013 en el calendario. Están todo invitados a cenar en mi casa”.

Al llegar a la casa encontraron que en cada uno de los puestos en donde estaba servida la cena habían bolsas deportivas de color negro lo cual llamó la atención de los invitados.

En el momento el actor apareció y se dirigió a ellos con las siguientes palabras:

“Escuchen, quiero que sepan cuánto significan para mí. Cuando llegué a Los Ángeles dormí en sus sofás. Soy muy afortunado en mi vida de tenerlos a todos y no podría estar donde estoy hoy sin todos ustedes. Por tanto, ha sido realmente importante para mí que, mientras sigamos juntos, les devuelva el favor. Así que quiero que abran sus maletas”, de acuerdo a lo que recogió el portal ABC.

Cada uno de las 14  personas presentes  procedió a abrir la bolsa y encontraron un millón de dólares en su interior y todos quedaron en shock.

Continuó el actor “Sé que todos hemos pasado por momentos difíciles, algunos aún están pasando por ello. No tienen que preocuparse por sus hijos, por pagar el colegio ni la hipoteca”.

De acuerdo con Gerber, varios de los presentes tenían que afrontar condiciones económicas difíciles o poco favorables. “Uno estaba trabajando en un bar del aeropuerto de Texas, otro iba en bicicleta a trabajar todos los días con frío y lluvia, etc. Y todos ellos se habían ocupado o ayudado a George en alguna ocasión y ahora él se lo estaba devolviendo”.

Uno de los invitados estaba trabajando en un bar de Texas en el aeropuerto, tratando de mantener a su familia. “Va a trabajar todos los días en bicicleta. Todos éramos personas que de una u otra forma ayudamos a George cuando no era nada y nos lo devolvió”. Y la sorpresa no acabó aquí: “Clooney nos pagó todas las facturas, impuestos y deudas que teníamos para que el millón de dólares fuese exclusivamente nuestro”.

De acuerdo con Gerber, este declinó a la oferta de su amigo, puesto que él y Clooney son copropietarios de la Casamigos Tequila, así que su condición económica en el momento era favorable.

En palabras del empresario: “Lo aparté a un lado y le dije que no podía aceptarlo. Inmediatamente después George dijo en alto: Si Rande no se lleva su millón de dólares, nadie lo hará”, por lo que no le quedó otra opción que aceptarlo.

La velada en la que la estrella de cine se manifestó con un acto de altruismo ante sus amigos se realizó después de haber ganado un Oscar a mejor película con Argo, filme en el que trabajó como productor.

El más reciente acontecimiento en el que Clooney demostró su modestia, fue en pleno vuelo en donde el actor pidió públicamente disculpas a los pasajeros por cualquier molestia que les pudieran causar sus dos hijos de seis meses. George -junto a su esposa Amal- dejaron en cada uno de los puestos del avión con destino a Reino Unido unos audífonos para que pudieran distraerse de los llantos de los niños.