Continúa el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. El litigio, que comenzó el 11 de abril, está previsto que dure seis semanas en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos).

La sesión de hoy, la duodécima con declaraciones, ha comenzado con la subida al estrado de Travis McGivern, otro de los guardaespaldas de Johnny Depp, quien ha relatado los momentos que vivió junto a la pareja en el ático del actor en Los Ángeles.

Según McGivern, la relación era como una montaña rusa, un día estaban “supercariñosos” y a la noche siguiente todo eran gritos. A medida que avanzaba la relación, esta se iba volviendo “más volátil”.

En marzo de 2015, cuando la pareja regresó de su viaje a Australia (muy comentado durante el juicio) fue cuando él notó el mayor cambio. En ese momento las discusiones eran constantes, con Amber Heard gritando y “vomitando insultos” contra su marido. Cuando él en alguna ocasión intervino para separarlos, Heard convirtió al guardaespadas en objeto de su ira verbal. También asegura que jamás la vio a ella con ningún tipo de herida.

McGivern ha destacado una discusión en la que ambos se gritaban mutuamente y el tono fue subiendo hasta que Heard perdió los papeles, lanzó una lata de Red Bull contra Depp desde el piso superior y después de arrojarle alguna cosa más, le escupió.

“Depp estaba enojado y molesto, especialmente después de que ella tratase de escupirle”, contó McGivern. Después, cuando Heard y su hermana abandonaron ese ático, Depp subió al último piso, donde las habitaciones se usaban como vestidores, y tiró varios bastidores de ropa y zapatos y “al menos uno de ellos” lo lanzó por las escaleras.

Escuché y vi el puño cerrado de Amber Heard tocar al señor Depp en el lado izquierdo de su cara

Ese incidente, que tuvo lugar el 23 de marzo de 2015, aún no había terminado. Cuando Heard y su hermana volvieron al ático, el guardaespaldas sabía que era el momento de sacar a Depp de allí, pero el conflicto no tardó en estallar de nuevo. McGivern afirma que escuchó y vio “un puño cerrado tocar al señor Depp en el lado izquierdo de su cara”, ese puño era de Heard.

El actor se quedó en shock y el guardaespaldas aprovechó para llevárselo de allí. Sin embargo, McGivern se llevó un reproche. El actor llevaba gafas, se las bajó, señaló el lado izquierdo de su rostro y dijo “esto es culpa tuya”, algo con lo que el experto en seguridad afirma estar de acuerdo. 

McGivern dice que en ningún momento, durante este incidente, Depp arrojó algo ni respondió físicamente a Heard. De hecho, el guardaespaldas asegura que jamás vio agresiones físicas por parte de Depp hacia ella durante toda su relación a pesar de que los enfrentamientos eran constantes.

En 2018, el intérprete de Piratas del Caribe presentó una demanda contra su exmujer después de que esta escribiera una columna en The Washington Post afirmando ser “una figura pública que representa el abuso doméstico”. En ningún momento mencionó a Depp, pero su representante, Benjamin Chew, insiste en que la actriz se refería al actor.

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Sus testimonios, así como los de los declarantes que ya han participado, siguen dando que hablar entre quienes siguen su polémica y mediática batalla legal, que será televisada durante al menos cuatro semanas más.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.