Redacción BLesEl actor hollywoodense George Clooney recibió una ola de críticas luego de acusar al primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, de difundir “odio”.

Las palabras de Clooney que desataron la discordia se dieron en el marco de una entrevista que el artista de 59 años mantuvo con la revista GQ antes del lanzamiento de una nueva película posapocalíptica “Midnight Sky” en Netflix.

“No estábamos en medio de una pandemia cuando [hicimos la película], pero aún estaban todos estos otros elementos, estos elementos de cuánto odio y rabia estamos experimentando todos en este momento de la historia, en todo el mundo”, declaró el actor estadounidense que interpreta a un científico en el film.

“Vaya, con [el presidente Jair] Bolsonaro en Brasil, u [el primer ministro Viktor] Orbán en Hungría. Mira a tu alrededor: mucha ira y odio. [La película] tiene lugar en 2049″, dijo asegurando: “Esta podría muy bien ser nuestra realidad si se permitiera que ese tipo de odio se pudriera”.

Las declaraciones de Clooney, publicadas el 17 de noviembre, no fueron bien recibidas en Hungría.

En diálogo con HirTV, el portavoz del gobierno húngaro, Tamas Menczer, dijo que los comentarios de Clooney eran “tontos” aunque “nadie debería tratarlo como un oráculo político global”.

“Digamos que Viktor Orbán no tiene noches de insomnio porque George Clooney dice tonterías sobre él”, agregó Menczer en una publicación en Facebook.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo, Ors Farkas, afirmó que el controvertido especulador húngaro-estadounidense George Soros era quien estaba detrás de los comentarios de Clooney.

“Ha habido una disputa entre [George] Soros y el gobierno húngaro sobre inmigración durante años, George Soros aprovecha todas las oportunidades para atacar al Gobierno húngaro. Es bastante frustrante que haya actores, incluso actores no políticos, que implementen tal intención política para Soros”, expresó Farkas en un comunicado.

En efecto, el primer ministro Orbán ha catalogado a Soros como “una de las personas más corruptas del mundo”, condenando los esfuerzos del financiero de extrema izquierda por crear un “imperio europeo” bajo el disfraz de una sociedad global abierta.

Si bien en un primer momento Clooney negó cualquier conexión con Soros, luego admitió que se reunió con el multimillonario globalista en un encuentro de Naciones Unidas.

Clooney lo reconoció públicamente luego de que se difundiera en Hungría una foto de él con el hijo del magnate, Alex Soros.

Con respecto a la foto, indicó que se encontró con Alex Soros durante un evento en la ciudad suiza de Davos.

Ambas declaraciones del actor fueron publicadas por el sitio web independiente húngaro Telex el 23 de noviembre.

En este marco, Tamas Deutsch, fundador del partido oficialista húngaro Fidesz y miembro electo del Parlamento Europeo, calificó a Clooney como un “impostor estadounidense hablando tonterías sobre [nuestra] patria”.

Miguel Díaz – BLes.com