Redacción BLesCasi medio millón de usuarios le bajan el pulgar a Netflix en Estados Unidos y Canadá, abandonando sus suscripciones, desencantados con la plataforma por el incremento en su contenido “woke” y de las políticas de izquierda, incluyendo la nueva programación financiada por los Obama, acorde a lo que informó Breitbart. 

El éxodo de suscriptores se acentuó durante el segundo trimestre, y también refleja el creciente desencanto del público con los servicios de streaming (plataforma de contenido multimedia) por el aumento de los precios.

El número de suscripciones es para Wall Street, el indicador clave del estado financiero de Netflix, y lo que da una idea de cómo se proyecta a futuro, por lo que representa un factor vital para las operaciones de la compañía.

El proveedor de streaming dijo que perdió 430.000 suscriptores a nivel nacional, asegurando que es la primera vez en dos años que tienen una gran cantidad de bajas en un corto período, desde el segundo trimestre de 2019, en el que se perdieron 100.000 en un trimestre.

La compañía posee cada vez más contenidos izquierdistas, y sus ejecutivos han adoptado sin reparos posiciones públicas partidistas.

Le recomendamos: “NO CREO que sea Joe Biden”- IMPACTANTES declaraciones de Trump

Ad will display in 09 seconds

Ejemplo de ello es el apoyo que Reed Hastings, cofundador, presidente y codirector ejecutivo de Netflix, le dio al demócrata Gavin Newsom, donando 3 millones de dólares para ayudarlo a contrarrestar la campaña de destitución en su contra. O el apoyo que brindó abiertamente, junto al codirector ejecutivo, a la candidatura de Joe Biden.

Pero hay más datos que muestran de cerca la tendencia ideológica de Netflix. y la gran influencia que tienen los demócratas sobre el gigante del entretenimiento. 

En mayo de 2018 Netflix anunció la firma de un contrato millonario, que había hecho con el expresidente Obama y su mujer por varios años para producir películas y series para la compañía.

El acuerdo incluía programas con y sin guión y en ese momento Barack Obama dijo en un comunicado que quería aprovechar la oportunidad para “entrenar a la próxima generación”. En tanto su mujer declaró: “El servicio incomparable de Netflix encaja perfectamente con el tipo de historias que queremos compartir, y esperamos comenzar esta nueva y emocionante asociación”.

Recientemente los Obama han estrenado “We the People”, una serie de animación de diez capítulos, donde se destacan las escenas de jóvenes izquierdistas protestando en las calles. Y a comienzos del 2021 anunciaron que iban a convertir la novela sobre migración y refugiados Exit West en una película, como parte del acuerdo global firmado con Netflix. 

Otra de las temáticas que promueve Netflix y han generado rechazo entre los usuarios son las películas con contenido pornográfico y pedófilo como lo fue la controvertida “Cuties”, que a pesar de que muchos usuarios la repudiaron y firmaron para que se diera de baja, la compañía la estrenó. 

Una encuesta reciente reportada por Breitbart, mostró que casi un tercio (32%) de los encuestados planea cancelar los servicios de transmisión que están usando actualmente una vez que Estados Unidos vuelva a abrir por completo tras los cierres por el Virus PCCh. Entre los que buscan cancelar sus servicios de transmisión, el 46% dijo que cancelará Netflix. 

El informe agregó además que uno de cada tres estadounidenses admitió haber visto las tendencias de los servicios de streaming de Netflix, Hulu y Amazon Prime, no porque el contenido fuera bueno, sino porque no había nada más que hacer.

Este año, el servicio de streaming aplicó su última ronda de subidas de precios a los consumidores estadounidenses. Esto sumado al desencanto por el contenido ideologizado, parecen estar haciendo reevaluar al público sus relaciones con Netflix después de los cierres.

Vanesa Catanzaro – BLes.com