Este jueves ha tenido lugar el undécimo día de juicio por difamación que enfrenta a ambos actores.

Continúa el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. El litigio, que comenzó el 11 de abril, está previsto que dure seis semanas en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos). Este jueves, 28 de abril, ambos actores se han vuelto a ver las caras en su undécima cita judicial.

El primer declarante ha sido Terrance Dougherty, el director de operaciones y consejero general de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés). El motivo de su intervención tiene que ver con la supuesta donación de 3,5 millones de dólares (cerca de 3,3 millones de euros) que Heard anunció haber hecho a la organización en 2016 tras obtener una cantidad de 7 millones de dólares (unos 6,6 millones de euros) de su divorcio de Depp. Los otros 3,5 millones, contó, los habría donado al Children’s Hospital de Los Angeles.

Amber Heard mintió sobre su donación a la ACLU

Después de informar sobre sus supuestas donaciones a través de un comunicado, la actriz admitió que no tenía el dinero de la indemnización, ya que la firma del acuerdo estaba tardado en formalizarse y que, por tanto, tendría que esperar para hacer las operaciones. Al cabo de un tiempo informó que finalmente había podido hacer las donaciones, pero ahora se sabe que apenas habría donado 350.000 dólares (333.170 euros). Para más inri, el magnate Elon Musk, su pareja después de romper con el protagonista de Piratas del Caribe, habría donado un millón de dólares.

Para aclarar de qué manera intervino Musk, Dougherty ha explicado que la donación de Vanguard de Heard fue facilitada a través del empresario, que tenía relación con un representante de la ACLU. La artista le había dicho al director de la unión de derechos civiles que atravesaba problemas económicos, justo después del estreno de la película Aquaman.

Dougherty, que ha testificado a través de una videoconferencia, ha aportado varios documentos sobre la donación a la caridad. Según ha señalado, Heard no firmó el cronograma de compromiso ni acordó un cronograma de pago específico. “No recibimos ningún pago desde 2019 en adelante”, ha respondido al abogado del actor, Benjamin Chew. El declarante ha vuelto a insistir en que “Heard no había donado su liquidación completa a la ACLU”. Mintió en el juicio celebrado en Londres.

El artículo sobre Johnny Depp se hizo para “capitalizar” el estreno de ‘Aquaman’

Además, el consejero de la ACLU ha apuntado que el artículo de opinión que la intérprete publicó en 2018 en The Washington Post, y en el que se refería a sí misma como una persona con experiencia en lo que “representa el abuso doméstico” -de ahí la demanda de Depp un año después- fue modificado. En palabras de Dougherty, los abogados de la actriz “eliminaron las referencias a su matrimonio y divorcio” en el artículo de opinión. Esto indica que la pieza sí era sobre Depp y que la artista, por tanto, no dijo la verdad en el juicio en Londres, ya que siempre decía que no había pensado en nadie en concreto cuando lo redactó.

Los documentos aportados recogen correos electrónicos de Heard en los que sus representantes indicaban que “el objetivo” era publicar el artículo “para capitalizar la tremenda campaña de Aquaman”. El nombre de Johnny Depp se leía en uno de los textos. “Según mi revisión de borradores anteriores del artículo de opinión, sabía que se refería a Johnny Depp”, ha añadido Dougherty, matizando que fue The Washington Post el encargado de elegir el titular de la pieza. 

El guardaespaldas de Johnny Depp lo defiende una vez más

Los abogados de Depp han llamado a testificar al fundador y socio principal de la firma de contadores públicos certificados Edward White & Co. a Ed White, quien ha explicado que convocó una reunión para discutir sobre sus finanzas el mismo día que Heard celebraba su 30.º cumpleaños. El intérprete llegó tarde a la cita con su exmujer, algo de lo que él mismo habló unos días atrás en el estrado.

El declarante ha contado que Heard recibió más de 14 millones de dólares (poco más de 13 millones de euros) por parte de Depp, quien llegó a pagar 160.000 dólares (152.000 euros) en vino -curiosamente, ambos bebían el vino español producido por Vega- Sicilia-. Después, ha admitido que ayudó a Depp a demandar a su antiguo administrador de bienes por mal manejo y pérdida de toneladas de dinero.

Malcolm Connolly, quien es el guardaespaldas de Depp desde hace años, ha sido la siguiente persona en testificar. Lo ha hecho por videollamada, al igual que el resto de declarantes, y ha manifestado desde el principio su clara defensa al actor. “Amber comenzó a cambiar. Se volvió luchadora, exigente… podía volverse fría en un abrir y cerrar de ojos”, ha avanzado.

Connolly ha recordado que Heard se comportó de forma “dominante” en varios momentos mientras Depp permanecía “callado”. “Ella quería llevar los pantalones en la relación, obviamente”, ha añadido, dando paso a hablar de los vientos enfrentamientos entre la pareja. Según ha contado, nunca vio lesiones en la actriz, pero sí múltiples lesiones en el intérprete, “desde rasguños hasta hinchazón”.

En este momento se ha mostrado una fotografía de ambos actores en su luna de miel. En el rostro de Depp se aprecian varios moretones e hinchazón. “La mayoría de estas marcas estaban en el lado izquierdo de su rostro. Tenía el labio hinchado y moretones en su ojo. Ha chocado contra una puerta… o una puerta ha chocado contra él”, ha aclarado Connolly, que, debido a su trabajo, afirma haber aprendido a registrar mentalmente cualquier lesión o cambio físico en las personas.

No obstante, ha aclarado que nunca presenció ninguna discusión, pero sí escuchó gritos de Heard. No vio violencia ya que, según él, no es algo que se haga frente a alguien del equipo de seguridad. Eso sí, una vez vio que alguien lanzó una botella por el hueco de la escalera. Sacó a Depp de ahí, recogió sus cosas del ático y se fueron. También vio volar un cenicero.

Por otro lado, el declarante ha admitido haber visto a Johnny Depp consumir drogas, valorando que esto no influía en su profesión o comportamiento. “Creo que Jack Sparrow es más borracho que Johnny Depp”, ha añadido. También ha subrayado que no era feliz en su matrimonio.

El guardaespaldas del actor ha recordado cuando este “perdió un dedo” y ha recordado las palabras de Heard en la discusión: “Vete a la mierda, Johnny. Vete a la mierda, maldito cobarde. Maldito hombre”. Connolly estuvo pudo presenciar las consecuencias de varias de sus broncas en lugares como Australia.

En la sesión han recordado que Heard fue arrestada por agredir a su exnovia en 2009 y que se defendió diciendo que la Policía era “homófoba” por señalarla de esa forma.

El juicio mediático que traspasa Hollywood

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Además, está siendo un juicio muy mediático, tanto nacional como internacionalmente, y seguido en directo por diferentes medios y canales de televisión, superando las audiencias que generó el proceso legal de O. J. Simpson.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.