Redacción BLesUn grupo de legisladores de Texas ha presentado un nuevo proyecto de ley para impedir que los atletas transgénero participen en eventos deportivos competitivos “de un solo sexo”. Buscando evitar que se produzcan desventajas físicas limitando la participación en eventos competitivos de mujeres, sólo a las mujeres biológicas.

El proyecto de ley rechaza una orden ejecutiva reciente firmada por Joe Biden que pretende eliminar las definiciones legales de hombres y mujeres como géneros separados, lo que de algún modo habilitaría a hombres biológicos a participar en competencias femeninas.

La disposición firmada por el presidente demócrata Joe Biden fue publicada sin previo debate, a pesar de lo polémico que resulta la medida. La orden permite explícitamente que los hombres biológicos compitan como mujeres si se  “identifican” como tales. 

Otro punto polémico de la normativa presidencial es que la orden obligará a las escuelas a permitir que los estudiantes y docentes trans utilicen los baños y vestuarios de su sexo biológico opuesto.

El proyecto presentado por Texas no difiere mucho de otros proyectos estatales, que se convirtieron en ley, promovidos por sectores conservadores para garantizar un sistema justo de competencia deportiva dentro de las escuelas.

Según reportó el Texas Tribune, al menos nueve estados presentan legislaciones que regulan la participación en competiciones deportivas de personas trans. A los que se sumarán varios estados que también estarán presentando proyectos de ley este año que incluso buscarán aplicar estas políticas también en las universidades.

Le recomendamos:

 

La izquierda y los representantes de la ideología LGTB plantean que este tipo de legislación que se pretende aprobar en Texas atenta contra sus derechos pero sin mayores argumentos, dado que la ley no busca discriminar ni condenar las conductas de las minorías que se identifican con un género diferente al biológico, simplemente pretenden garantizar que la mayoría pueda competir en igualdad de condiciones. 

Alegando desventajas competitivas e inseguridad hacia las mujeres, la popular medallista olímpica australiana, Jane Flemming, sostiene y solicita a las autoridades deportivas que no se permita la participación de mujeres trans en las competencias femeninas.

Jane Flemming, nacida en Australia, es una atleta olímpica de 55 años con mucha experiencia y ya retirada de la competición. Recientemente, manifestó su preocupación respecto a que los atletas transgéneros participen en competencias de deportes femeninos, argumentando un peligro inminente sobre las mujeres, además de una notoria e injusta desventaja competitiva

En una entrevista que dio a ABC, Flemming aseguró: “La diferencia es que para aquellos que han nacido como hombres biológicos, si pasan por la pubertad en particular, tienen, absolutamente, algunas ventajas fisiológicas”.  

Y agregó: “Ya sea que se trate de fuerza ósea o mayor masa muscular, también hay otros aspectos, no solo afecta el rendimiento sino que hay un aspecto de salud o de peligro”.

Lamentablemente, los defensores de la igualdad de género, al no encontrar fundamentos lógicos y racionales para hacer frente a los argumentos defendidos por Jane Flemming o los senadores de Texas, suelen intentar desprestigiarlos acusándolos de homofóbicos e intolerantes a lo diferente, cuando la problemática se plantea desde el ámbito deportivo y no del ideológico.

Andrés Vacca – BLes.com