MOSCÚ (Reuters) – Rusia tomará medidas para defender los intereses de los deportistas que fueron descalificados y despojados por dopaje de sus medallas obtenidas en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, dijo el lunes el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov.

El Comité Olímpico Internacional (COI) anuló este mes los resultados de 14 atletas rusos que compitieron en Sochi debido a violaciones de dopaje. Además, el organismo despojó de sus medallas a los involucrados y les prohibió participar de por vida en el máximo evento deportivo.

La decisión se conoce tras una investigación del COI a raíz de unas denuncias sobre un sistema de dopaje respaldado por el Estado para favorecer a los deportistas rusos.

“Lo principal es tomar de manera persistente y energética todas las medidas posibles para proteger nuestros intereses legítimos y los intereses legítimos de nuestros deportistas junto con las organizaciones deportivas internacionales”, dijo Peskov a periodistas en una videoconferencia.

Rusia lideró el medallero al final de los Juegos de Sochi 2014, pero la decisión del COI redujo el número de sus medallas de oro a nueve, por detrás de Canadá y Noruega.

Hasta ahora, las sanciones han apuntado a atletas de cuatro disciplinas: esquí de fondo, skeleton, bobsleigh y patinaje de velocidad.

El escándalo de Sochi es parte de un caso más amplio de dopaje que ha llevado a la suspensión de la agencia rusa antidopaje Rusada, su federación de atletismo y el Comité Paralímpico.