Redacción BLesUna mujer luchadora fue brutalmente golpeada por un luchador hombre en un controvertido combate intergénero el 29 de octubre durante un evento organizado en un hotel de Polonia. por MMA-VIP en un hotel en la ciudad polaca de Czestochowa

La luchadora Ula Siekacz compartió en Instagram sus pensamientos sobre la pelea luego de su nocaut técnico tras recibir la fuerte golpiza del luchador masculino Piotr ‘Mua Boy’ Lisowski en el evento MMA-VIP, y su posteo se hizo viral.

“Hola chicos, vuelvo a estar viva y seguimos”, escribió Siekacz. “Ya no me voy a dejar abofetear por un tipo. Acepté conscientemente esta lucha, es decir, sabía lo que estaba [haciendo]”.

“Estoy esperando algunas sugerencias interesantes y seguiré progresando. Lo que no nos mata nos hace más fuertes”, agregó la luchadora. 

Las imágenes de la lucha recorrieron el mundo y generaron muchas críticas hacia los organizadores del evento por la decisión de enfrentar en pelea a hombres y mujeres. 

Lisowski ganó por nocaut técnico después de lograr derribar a Ula Siekacz y abalanzarse sobre ella y comenzar a propinarle violentos golpes que aturdieron a la luchadora, hasta que finalmente el árbitro detuvo la golpiza dos minutos antes de que finalizara. 

Acorde a lo que reportó Breitbart, estas polémicas peleas en el ring de MMA no son algo nuevo. Comenzó en 2013 cuando un hombre llamado Fallon Fox, quien se convirtió en una mujer transgénero luego de una intervención quirúrgica durante un viaje a Tailandia en 2006, luchó contra Erika Newsome dejándola inconsciente tras asestarle un fuerte rodillazo en la barbilla mientras sostenía su cabeza. 

En otra oportunidad el transgénero Fox también luchó contra Tamikka Brents, a quién también dejó con una grave lesión cerebral y le rompió sus huesos orbitales. 

Sobre la pelea con Fox, la luchadora Brent dijo: “Nunca me había sentido tan dominada en mi vida, y soy una mujer anormalmente fuerte por derecho propio”.

Sobre la reciente pelea, la Federación Internacional de Artes Marciales Mixtas (IMMAF), a través de su CEO Densing White, emitió un comunicado en Twitter diciendo: 

“La cobertura de los medios nos ha llamado la atención sobre una pelea de MMA entre sexos que tuvo lugar en Polonia durante el fin de semana. Aunque ni el promotor ni los competidores tienen ninguna asociación con IMMAF, como organismo rector internacional de artes marciales mixtas amateur…”.

“Siento que es importante expresar nuestra posición. IMMAF discrepa categóricamente con esta forma de entretenimiento intencionalmente escandalosa, que no representa el deporte de MMA o sus valores y pone a las mujeres en riesgo”, continuó en otro tuit.

“Es inaceptable que mujeres y hombres compitan entre sí en deportes de combate, esencialmente por razones de seguridad pero también de juego limpio, y de ninguna manera respaldamos esto”, sentenció al final del comunicado.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.