El pasado fin de semana durante un partido que se disputaba entre el Pahang F.A. y el Perak T.B.G. en Malasia, los espectadores fueron testigos de un increíble gol pocas veces visto en el mundo del Fútbol.

Cuando corría el minuto 92 del partido, el árbitro concedió al Pahang un tiro libre desde su propio campo. El responsable de ejecutarlo fue el defensa francés Herold Goulon, así lo reportó RT en su portal.

El jugador se dio cuenta de que el guardameta rival estaba adelantado, por lo que cogió carrera y realizó un potente disparo desde detrás de la línea del medio campo que tomó por sorpresa al portero, que pese a esforzarse no pudo evitar el tercero.

videoPlayerId=b69a65914

Tras el partido, Goulon se refirió en tono de broma a su gol, afirmando que no fue fortuito, sino el resultado de los disparos que practica en los entrenamientos. Sin embargo, entre risas, admitió finalmente que se trató de golpe afortunado.

Fuente: Miami Diario.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Deportes

Video Destacados