TEGUCIGALPA, Honduras (AP) — Un enfrentamiento entre grupos de aficionados de los equipos Motagua y Olimpia dejó cuatro muertos el sábado antes del inicio del clásico del fútbol de Honduras, reportaron medios locales.

La portavoz del Hospital Escuela, Juliette Chavarría, confirmó a medios locales la muerte de cuatro personas que llegaron heridas a ese centro asistencial.

La AP trató de dialogar con el portavoz de la Policía Nacional para conocer su versión, pero los esfuerzos fueron infructuosos.

Los disturbios ocurrieron después de que un grupo de aficionados olimpistas atacaron a pedradas al autobús de los jugadores motagüenses que iba al estadio.

[“¿Cuánto le habrán pagado para hacer el ridículo?”: el comercial de Ronaldo que es viral en redes]

videoinfo__video2.bles.com||03bf1f3b1__

Ad will display in 09 seconds

Debido a los incidentes las autoridades de la Liga Nacional tomaron la determinación de suspender el partido de la quinta jornada que no llegó a iniciarse.

“Lamentamos que se den ese tipo de situaciones y yo llamó a los aficionados de Olimpia y de los demás equipos de la Liga Nacional a evitar realizar ese tipo de actos que dañan el fútbol”, expresó el presidente de Olimpia, Rafael Villeda.

Los primeros hechos violento se registraron cuando el autobús de Motagua llegaba al estadio y un grupo de aficionados olimpistas comenzó a tirarle piedras que rompieron los cristales e hirieron a tres jugadores.

El exjugador del Celtic de Escocia, Emilio Izaguirre, fue el que se llevó la peor parte. Los vidrios le provocaron una herida cerca de uno de los ojos. Además resultaron heridos el paraguayo Roberto Moreira y el argentino Jonathan Rougier

Al respecto el presidente de Motagua, Eduardo Atala, instó por las redes sociales a no seguir con la violencia en el fútbol.

Ese incidente provocó que las barras de los equipos se enfrentaran en las afueras de la instalación deportiva. Hubo disparos que dejaron varios heridos que fueron trasladados al Hospital Escuela, donde cuatro murieron.

Tras los incidentes, elementos de la Policía Nacional capturaron una persona por presuntamente protagonizar la balacera afuera del estadio, un seguidor de Motagua que portaba tres armas de fuego, dos de fabricación casera y un revolver calibre 38.

La Policía Nacional también tuvo que lanzar bombas lacrimógenas afuera del estadio e incluso adentro. Aficionados de ambos equipos invadieron la cancha y se temía que pudieran continuar con los enfrentamientos.

[PERÚ BAJO LA AMENAZA DE UN GRAN TERREMOTO DE 9 GRADOS SEGUIDO DE TSUNAMI]

videoinfo__video2.bles.com||f817852f5__

Ad will display in 09 seconds

“Aficionados de ambos equipos protagonizaron un enfrentamiento en las afueras del estadio por lo que se procedió con el uso de medios disuasivos para controlar la situación”, explicó la Policía Nacional en un comunicado.

En los últimos años, los partidos entre Olimpia y Motagua son considerados de alto riesgo, debido a la violencia de sus barras que en otras oportunidades también se han enfrentado y causado fatalidades.

La Liga Nacional no fijó una nueva fecha para el partido.

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Deportes

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.