Nikola Grbovic enfrentó al arquero y lo batió con un certero derechazo, inmediatamente después comienza una frenética carrera aunque no con sus compañeros de equipo.

Se trataba de sus rivales, quienes en masa fueron a encararlo. Y no por ser malos perdedores, si no que para confrontar al goleador por no respetar el fair play.

Todo ocurrió en la segunda división del fútbol serbio. Jugaban el Metalac y el OFK Bačka cuando ocurrieron las imágenes que ya se han vuelto virales.

[Un ex jugador de Boca y River fue condenado por abuso sexual y cumplirá 14 años de cárcel]

Se jugaba el minuto 44 del primer tiempo y una pelota dividida al centro del campo terminó con un jugador del Backa lesionado en el piso.

El árbitro del partido no se percató y tras un rechazo del portero del Metalac la pelota le llegó al ‘polémico’ jugador. Mientras sus rivales se desentendían de la jugada, esperando un gesto de deportividad, Grbovic eludió a todos y decretó la apertura del marcador.

Entre golpes y empujones, los jugadores del Back pedían explicaciones. Se armó una batahola en el centro del campo. Mientras tanto, el delantero era ‘arropado’ por sus compañeros para evitar cualquier tipo de agresión.

[UN ESTUDIANTE INTENTÓ APUÑALAR A SU PROFESOR EN EL PATIO DEL COLEGIO]

Pese a los reclamos, el árbitro convalidó el gol y el Metalac terminó venciendo por 2-0 a sus rivales, aunque todo esto pasó a un segundo plano por la insólita situación que se vivió.

Revisa el momento a continuación:

videoinfo__video2.bles.com||712925b6b__

Le puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Categorías: Deportes