El pesista cubano Juan Columbié pasó un susto de aquellos en plena competencia de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Resulta que el deportista se preparó para levantar 211 kilos, sin embargo, no pudo ejecutar el movimiento luego de que toda la barra se le cayera casi sobre su cuello, generando una tremenda tensión en su rodilla.

El cubano reaccionó rápidamente y pudo zafarse de la maniobra. Tras esto, rápidamente se dirigió hasta la zona de espera.

[Lee también: “Lloraba y escupió leche en mi ropa”: joven padre confiesa cruel asesinato de su bebé de 2 meses]

Lamentablemente este traspié dejó a Columbié en la cuarta posición con 380 puntos, sin opción de medalla.

El podio quedó compuesto por el estadounidense Wesley Kitts, el segundo lugar para el venezolano Jesús Gonzales y la medalla de bronce para el ecuatoriano Jorge Arroyo.

videoinfo__video2.bles.com||d3e8047e9__

Ad will display in 09 seconds

A través de Bío Bío Chile

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Deportes

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.