Katie Ledecky obtuvo en la cita olímpica un par de preseas de oro y dos de plata

La nadadora tuvo una excelente actuación, en las competencias de natación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

La nadadora estadounidense de 24 años de edad, logró en la cita nipona un par de medallas de oro y dos de plata.

Estas cuatro preseas  que obtuvo Ledecky además, le generaron un beneficio económico, que debido a su monto  tendría que destinar una parte al pago de impuestos.

Le recomendamos: Britney Spears se declara CATÓLICA, pero luego hace algo INESPERADO

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Ledecky  máxima ganadora  de la natación norteamericana

La nadadora nacida en Washington DC, ha obtenido un total de 10 medallas olímpicas desde su primera participación en Londres 2012.

Esto más los acuerdos de patrocinio le ha dado a Ledecky, un patrimonio de más de $1 millón, según Boomerg. Esto la lleva a destinar una parte de sus ganancias al pago de impuestos.

Los medallistas olímpicos ganan dinero junto con su hardware ($ 37,500 por oro, $ 22,500 por plata y $ 15,000 por bronce).

Pero  el Servicio de Impuestos Internos exime a los atletas que ganan menos de $ 1 millón en ingresos de pagar impuestos sobre sus ganancias.

Pero Ledecky no entra ese grupo debido a lo que ha obtenido, desde que es una atleta élite.

“Los ingresos obtenidos por un ciudadano estadounidense, incluso si están en Tombuctú, son ingresos en su declaración de impuestos de los Estados Unidos”, dijo a Bloomberg

Debido a sus $ 120,000 en premios y su respaldo, Ledecky probablemente deba alrededor de $ 44,000 al IRS, estima Bloomberg . Según se informa, las ganancias están sujetas a la tasa impositiva marginal máxima del 37%.

Otros atletas que deberán pagar impuestos

Pero Ledecky no será la única que deberá pagar  impuestos, por las ganancias obtenidas, otros atletas como los de la selección de baloncesto también deberán destinar una parte de su fortuna a los gravámenes.

“Una buena mayoría de los atletas olímpicos sí”, dijo al sitio de noticias John Karaffa, presidente de ProSport CPA PLLC, un bufete de abogados que representa a más de dos docenas de atletas olímpicos.

La gran mayoría de los atletas  de Estados Unidos que acudieron a Tokio 2020 no cuentan con un patrocinio, por lo que algunos tienen que buscar trabajos alternos para subsistir.

“Para algunos de estos atletas, su éxito durante los juegos de este año determinará los patrocinios que obtendrán, tengan o no ingresos superiores a $ 1 millón para este año fiscal”, dijo Karaffa.

Daniel Parra – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.