RIO DE JANEIRO (AP) — La fiscalía de Río de Janeiro anunció que investiga los incidentes de violencia durante la final de la Copa Sudamericana entre Flamengo de Brasil e Independiente de Argentina.

Hinchas de ambos equipos se pelearon antes de la final del miércoles por la noche en el estadio Maracaná. También hubo actos de vandalismo en el estadio, y más de 50 seguidores de Flamengo fueron detenidos.

La fiscalía de Río indicó en un comunicado que entrevistará a dirigentes de la confederación de fútbol de Brasil, de la Conmebol y a la policía local para indagar sobre los incidentes.

“Se necesita una investigación a fondo para identificar y castigar a los criminales que, disfrazados como fanáticos, sembraron el caos, el miedo y el desorden en la sociedad”, agregó.

El mayor Silvio Luiz, oficial a cargo de la seguridad para la final, criticó las gestiones de Flamengo en la venta de boletos. Según informes de prensa, el club carioca puso a la venta solo unos 4.000 boletos para hinchas argentinos, aunque unos 10.000 viajaron para la final.

Además, seguidores de Flamengo encendieron bengalas y protagonizaron incidentes afuera del hotel donde se alojó Independiente en la víspera del partido.

El partido terminó empatado 1-1 e Independiente ganó el título por marcador global de 3-2.