Redacción BLes– El nadador del equipo estadounidense Michael Andrew confirmó que no se vacunaría contra la mortal enfermedad a pocas semanas de los Juegos Olímpicos.

Andrew competirá en las pruebas de 100 metros braza, 200 metros individual y 50 metros libre en sus primeros Juegos Olímpicos en Tokio (Japón). Decidió no vacunarse contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) en el mes que transcurrió entre las pruebas y los Juegos Olímpicos.

“Lo decidí en el último momento”, dijo a los periodistas en la concentración del equipo en Hawai, según Reuters.

El joven de 22 años reveló que su joven edad y los posibles efectos secundarios adversos fueron factores que motivaron su decisión médica “muy calculada”.

“No quería poner nada en mi cuerpo a lo que no supiera cómo podría reaccionar”, dijo. “No quería arriesgarme a ningún día de baja porque hay periodos en los que, si tomas la vacuna, tienes que afrontar algunos días de baja”.

El equipo de natación de Estados Unidos indicó que no obligaría a Andrew a aceptar la vacuna.

Le recomendamos: Nuevas Revelaciones | Hugo CHÁVEZ quizás NO MURIÓ como se cree

Ad will display in 09 seconds

“Estamos siendo muy conscientes, siendo muy seguros con la forma en que estamos manejando nuestros equipos, cómo estamos yendo de un lugar a otro, cómo estamos operando en nuestro entorno de campo de entrenamiento, [y] cómo estamos efectivamente burbujeando nosotros mismos”, dijo el entrenador de los hombres Dave Durden según el Washington Post. “Esa es probablemente la pieza más importante de todo esto: independientemente de vacunarse o no vacunarse, se trata de cuáles son nuestras actitudes y acciones”.

Tras considerar todas las implicaciones de su decisión, Andrew aclaró más tarde que no se vacunaría en un “futuro lejano”. BLes entiende que podría estar abierto a ser vacunado en una fecha posterior.

Aunque las vacunas no son obligatorias para los competidores olímpicos que vuelan a Tokio, Japón anunció el estado de emergencia debido a un aumento de las infecciones por el virus PCCh. Los organizadores de los Juegos respondieron prohibiendo a los espectadores asistir a los eventos entre el 23 de julio y el 8 de agosto.

Andrew se ha comprometido a seguir todos los protocolos de pandemia durante su estancia en Tokio.

“Todos los que estamos aquí hemos seguido protocolos muy estrictos, con muchas pruebas, máscaras, socialmente distantes, manteniéndonos alejados de las multitudes, todo eso”, dijo según el periódico. “Nos sentimos muy seguros y protegidos, sabiendo que estamos minimizando el riesgo en la medida de lo posible, pero, personalmente, aún no me he vacunado y no pienso hacerlo en un futuro lejano”.

La nadadora ganó los 100 metros braza en las pruebas olímpicas de Estados Unidos durante el mes de junio.

Dawn Barlowe – BLes.com