El atacante del Manchester United se compró una cámara especial, con un costo de más de 70 mil dólares, para recuperarse más rápido de los partidos.

El regreso de Cristiano Ronaldo al Manchester United trajo muchos cambios en el equipo, sobre todo porque el lusitano está acostumbrado a pelear por los primeros puestos.

Sin embargo, los Red Devils no han tenido el torneo planeado, por lo que el portugués espera que la segunda parte de la competencia el panorama cambie.

Desde hace algunos años, CR7 se ha convertido en uno de los futbolistas con mejor físico, en gran medida por los cuidados que tiene fuera del terreno de juego.

Pese a sus 36 años, el atacante mantiene una buena condición, que le permite seguir a tope en el alto rendimiento.

Cristiano tiene una dieta estricta, así como un entrenamiento personalizado, aunque también cuenta con el equipo adecuado en casa, que lo ayuda a no perder la forma física.

Según reveló el diario británico The Sun, “El Comandante” se compró una máquina de oxigenoterapia hiperbárica, la cual instaló en su mansión de en Alderley Edge, Cheshire.

“Todo el mundo sabe que Cristiano es un fanático del fitness y está totalmente dedicado a estar en la mejor forma posible. Ha usado cámaras de oxígeno antes en su carrera, pero no son tan fáciles de encontrar en el Reino Unido, por lo que decidió comprar una e instalarla en su casa. Significa que si alguna vez siente una molestia en un músculo, puede usarlo y obtener los beneficios. Éstas son las razones por las que se pierde tan pocos partidos debido a una lesión”.

—  Persona cercana a Cristiano Ronaldo

Esta máquina ayuda a que el paciente respire altas concentraciones de oxígeno a una presión superior a la atmosférica normal, lo que mejora la condición física considerablemente.

Incluso, permiten que el cuerpo envejezca menos, situación que es notoria en el delantero del Manchester United, pues aparenta menos edad a la que tiene.

Además, esta máquina es una auxiliar para las lesiones musculares, por lo que se sabe que atletas de la talla de Rafael Nadal, Sergio Agüero y LeBron James la utilizan.

El aparato no le salió nada barato al lusitano, quien pagó una cifra cercana a los 70 millones de dólares, pero sabe que es una inversión necesaria para su cuerpo.

Este instrumento generalmente lo utiliza después de los encuentros, con la intención de quedar sin molestias que le impidan competir.

Pocos son los futbolistas que cuentan con una maquinaría así, pero el lusitano no piensa perder el tiempo y cerrar el tramo de su carrera en mal estado físico.

Ernesto Pérez M. – publimetro.co

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.