Si cerramos los ojos o permanecemos en completa oscuridad, no podemos ver nada, sin embargo todo está allí ¿es lógico creer solo en lo que podemos ver? “Si no puedo verlo, no existe y no creo en ello”. Esta es la noción de “ver es creer” que mucha gente sostiene hoy en día.

Quizás solo cambiando la perspectiva podríamos “creer para ver”, tal como sucede con algunas personas creyentes, quienes han tenido experiencias y visiones conmovedoras.

Otro ejemplo es el de las fotografías que revelan algunos elementos que no aparecen a simple vista pero que evidentemente tienen existencia material, a pesar de que en este plano nuestros ojos no los puedan alcanzar.

¿Por qué las cámaras fotográficas pueden captar imágenes que el ojo no ve? Porque nuestra visión es muy limitada y la cámara es capaz de ver muchas más frecuencias y rayos ultravioletas e infrarrojos que nuestros instrumentos -los ojos- no pueden registrar.

Las interpretaciones de los antiguos sabios sobre la vida provenían de su exploración del universo. Así también pudieron atestiguar la existencia de otras dimensiones y el poder de la retribución kármica.

Ellos creían que nuestros ojos nos dan una percepción falsa de nuestro alrededor y eso limita el entendimiento sobre la existencia de otras dimensiones y seres divinos.

¿Qué te parece abrir la mente para poder ver o percibir más allá de lo que conoces?

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

Ir a la portada de BLes.com.

Video Destacados