Practicar la tolerancia es muy importante, aunque no es tan fácil hacerlo como decirlo. Ser tolerante es más que “morderse la lengua y aguantar”, es desarrollar un estado en el que se piensa en el otro, antes que en uno mismo.

Trasladándolo a un ejemplo concreto y sencillo, imaginemos este caso corriente: vas caminando por la calle y te topas con otra persona. Si en ese momento tu reacción es contender, acusar al otro y decir: “¡¿Por qué no te fijas por dónde caminas?!”, seguramente la otra persona reaccionará a la defensiva y se iniciará una discusión, quizás con insultos, palpitaciones en el corazón u otras manifestaciones en el cuerpo.

En cambio, independientemente de quien haya tenido la culpa, puedes intentar este ejercicio: dile a la otra persona: “disculpa, fue mi distracción, ¿te encuentras bien?”.

En este caso el resultado será totalmente diferente, mientras se descomprime la situación, el otro involucrado seguramente aceptará tus disculpas, incluso quizás hasta se disculpe también.

Así quedarás muy tranquilo y podrás seguir tu día con buena energía y positivismo, lo que impactará también en tu salud y longevidad. “Es mejor dar marcha atrás un poco y mantenerse calmo y en paz”, dijo el sabio Confucio.

Ser tolerantes y no contender puede ayudarte a evitar enfermedades, canas y stress ¿no te parece?

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Cultura

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.