Redacción BLes – Se dice que la Sonata Claro de luna es la pieza que marcó un cambio en el estilo de composición de Ludwig van Beethoven. Presenta un aire de arrepentimiento y pérdida, mientras que al mismo tiempo hace eco del murmullo de las oraciones silenciosas y el sonido feroz de una tormenta que se aproxima. Es una pieza envuelta en la mitología romántica pero también en los grandes cambios en la vida del gran compositor.

La historia detrás de esa obra maestra

La sonata en Do Menor para piano llamada ‘Quasi una fantasia’ es comúnmente conocida como Sonata ‘Claro de Luna’ y fue escrita por Ludwig van Beethoven en 1801. Rápidamente se convirtió en su obra para piano más popular y lo sigue siendo hasta el día de hoy.

El aumento de la prevalencia de la pieza, por el contrario, lo frustró. Se dice que Beethoven comentó una vez al compositor austriaco Carl Czerny: “Siempre están hablando de la Sonata en Do menor. Seguramente, he escrito cosas mejores”.

Hay varias historias en circulación sobre lo que hay detrás de la creación de la Sonata Claro de Luna. Una de ellas dice que a mediados del siglo XIX, comenzaron a correr rumores sobre el encuentro de Beethoven con una chica ciega. Al ver a la joven ciega tocando una pieza de su obra desde el lado del piano, surgió la simpatía del compositor. Se sentó al piano y simultáneamente vio la luz de la luna brillar a través de la ventana. Eso, según muchos, fue la inspiración que dio origen a la conocida “sonata a la luz de la luna”. Sin embargo, según otro relato, el compositor observó cómo la luz de la luna llovía sobre la niña ciega mientras tocaba el piano para él y su hermano. ¿Podría ser ésta, en cambio, la escena que sirvió de inspiración para su ‘Quasi una fantasia’?

Sin embargo, se cree que, inicialmente, “Moonlight” no era el nombre dado a esta composición por el propio Beethoven. El nombre ‘Moonlight’ apareció varios años después de la muerte de Beethoven. En 1836, el crítico musical alemán Ludwig Rellstab habló de esta sonata evocando la imagen de la luz de la luna reflejada en el lago de Lucerna. Desde entonces, el nombre “Sonata a la luz de la luna” se ha convertido extraoficialmente en el nombre “oficial” de la obra.

Beethoven en 1815 retrato de Joseph Willibrord Mähler. (Dominio publico)
Beethoven en 1815 retrato de Joseph Willibrord Mähler. (Dominio publico)

Una composición inusual

Beethoven no compuso la sonata Moonlight (Claro de Luna) de la manera tradicional de rápido, lento y rápido que usaba predominantemente. Comienza con el Adagio lento, es seguido por el Allegretto lento y termina con el fuerte Presto Agitato. La primera parte es suave, inclusiva y triste. El compositor francés Berlioz elogió esta parte de la obra, afirmando que era como “una especie de poema que no se podía describir con palabras”.

Mientras tanto, un antiguo alumno de Beethoven, Carl Czerny, suponía que representaba “una noche con sonidos sombríos que venían de un lugar lejano”. También hubo otras personas que sintieron, mientras escuchaban la pieza, que estaban caminando en la oscuridad bajo un cielo iluminado por la luna.

La segunda parte, Allegretto, dio a los oyentes una sensación de serenidad debido a la frescura de las notas, descritas como puras y esperanzadoras. Es un movimiento corto que se convierte en el puente entre el primero y el tercero. El compositor Franz Liszt consideraba esta parte como “una flor entre dos abismos”. Sigue floreciendo y volviendo y luego floreciendo de nuevo, una circulación recurrente sobre el fondo musical.

La tercera parte es la tormenta de la Sonata a la Luz de la Luna. Las notas rápidas y poderosas revelan emociones intensas.

Un oscuro cambio en el propio compositor

Junto a las leyendas románticas del nacimiento de la Sonata a la Luz de la Luna, sería negligente descuidar que en el período posterior a 1801, cuando se creó la sonata, Beethoven comenzó a experimentar desesperación en su alma debido a la pérdida de su capacidad de oír.

Mucha gente suponía en ese momento que Beethoven tenía una vida ideal ya que era un pianista profesional y un importante compositor en Viena. Sin embargo, Beethoven evitó a sus amigos y a otros porque temía que la gente descubriera su creciente sordera. Como consecuencia, muchos sintieron que parecía inaccesible y solitario.

Vivió durante años en soledad, hasta que se quedó completamente sordo. Esta trágica situación afectó profundamente su espíritu y creatividad. El periodo de 1800 – 1802 marcó un punto de inflexión en la vida de Beethoven y fue también el comienzo de su siguiente fase de escritura. Cuando sus oídos dejaron de funcionar, Beethoven recurrió a una técnica de escuchar con el alma.

Desde la primavera de 1802 hasta octubre de ese mismo año, Beethoven se sometió a un tratamiento en el pueblo de Heilgenstadt. Sin embargo, después de estar decepcionado por no haber logrado encontrar una cura, cayó en una depresión suicida.

Recurrente en la música de Beethoven se muestra el espíritu de superación de la adversidad, los conflictos internos que experimentó se pueden encontrar claramente en su música. Beethoven también aprendió a través de las enseñanzas de estos oscuros pensamientos cómo vivir con su pérdida de audición y llegó a convertirse en el genio musical que todos reconocemos, reconocido por sus grandes obras maestras.

Después del período de su intento de’curar’, Beethoven parecía insatisfecho con lo que estaba produciendo y, según Czerny, “decidió seguir un nuevo camino”.

Este cambio se muestra a través de la fuerza de sus últimas sonatas, dramas y asimetrías.

La Sonata Claro de Luna podría considerarse la primera creación de Beethoven después de entrar en las etapas iniciales de su pérdida gradual de audición.

El arrepentimiento y la pérdida en la obra, las estrofas y la última tormenta enfurecida crean quizás su obra más grande, un legado de las maravillas de Beethoven.

Molly Vela | The BLVersión en inglés.

[DESCARGA NUESTRA APP PARA RECIBIR NUESTRO CONTENIDO DESTACADO]

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Cultura

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.