Redacción BLes – En los días del Buda, había una hermosa niña, como un loto puro y suave, por lo tanto sus padres la llamaron Lianhuase.

Al crecer, ella se casó con un rico comerciante.

En su embarazo, volvieron a su casa para esperar la llegada de su bebé. En ese tiempo, el padre de Lianhuase murió y su madre aún era una hermosa mujer.

Lamentablemente, la madre y el marido de Lianhuase comenzaron con una relación secreta, que hizo que Lianhuase abandonara su hogar e hija recién nacida.

Diez años después, Lianhuase volvió a casarse, pero el destino nuevamente la llevó a enfrentarse con su pasado. Aquella niña que había abandonado ahora era la concubina de su actual esposo.

Lianhuase, con intenso dolor, preguntó entonces a Sakiamuni (Buda) el por qué de su desafortunado destino y él con sabiduría, le habló sobre la retribución kármica de sus otras vidas. ¿Qué había hecho antes para que esto ocurriese?

Esta historia es milenaria y realmente ha sucedido. El pueblo la ha convertido en leyenda para que perdurase y nos dejase una profunda lección al espíritu.

Lianhuase que, en su belleza, tropezó en el anhelo del amor y, en su inteligencia, pagó por la astucia de omitir su destino, logró volver a ser un loto puro y suave cuando ya no buscó más y encontró la Verdad.

Esta producción de BLes, dentro de sus valores, se inclina a que la humanidad vuelva a recuperar su esencia original.

videoinfo__video2.bles.com||1a4ab3a1a__

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!