Redacción BLes – El lago de la doncella embarazada es un hermoso, salvaje y magnífico tesoro que forma parte del paisaje de Malasia. El lago no solo es hermoso sino que la leyenda dice que sus aguas tienen un efecto curativo.

Ubicado a unos 19 km de la ciudad de Kuah, en la isla de Dayang Bunting, el lugar es un pintoresco lago de agua dulce. El lago se convirtió en un destino sagrado y un atractivo para muchos visitantes.

Dayang Bunting es la segunda isla más grande de 99 en el archipiélago de Langkawi, que se conoce como la ‘joya’ que es el orgullo de los malayos.

En la parte más profunda del lago de la doncella embarazada hay 15 metros de profundidad y se obtienen grandes cantidades de agua dulce del lago Guillemard. También está rodeado de magníficas montañas. Su belleza salvaje y misteriosa ha cautivado a millones de visitantes de todo el mundo.

Según la leyenda, el origen del nombre del lago proviene de una historia de amor romántica pero a la vez trágica. Según se cuenta el lago era el lugar donde la princesa Mambang Sari se enamoró de un hombre llamado Mat Teja, se casaron. Poco después, la princesa dio a luz a un hijo. Desafortunadamente, el bebé murió siete días después. Con una profunda pena la princesa decidió poner el cuerpo del niño en el fondo del lago, esperando que el bebé pudiera descansar en paz allí.

En la orilla, la princesa Sari oró por todas las mujeres que tuvieron problemas para dar a luz y les deseó suerte.

Desde entonces, el lago se convirtió en un lugar sagrado para parejas con problemas de fertilidad y que desean tener hijos pronto.

Aunque no se ha probado científicamente, esto sigue siendo una creencia fuerte dentro de los lugareños.

De pie y mirando desde arriba, cada cordillera se curva suavemente como una mujer embarazada acostada de espaldas abrazando el lago.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Cultura