Redacción BLes – Mucho antes de la teoría de la relatividad de Einstein, los antiguos sabios chinos creían que hay diferentes espacios-tiempo en diversas dimensiones que coexisten simultáneamente.

Se suele decir que un día en el Cielo es un año en la Tierra. En algunos lugares, es incluso más de un año. En otra dimensión asociada a la Tierra, medio día es igual a 12 años en nuestro planeta.

Hay distintos registros que cuentan historias de personas que ingresaron en una cueva y al salir de ella se encontraron en otro espacio o una suerte de “paraíso”, con un tiempo que corría de manera diferente. Cuando regresaron al “presente” ya habían pasado muchos años y todo había cambiado, a pesar de que para ellos solo había transcurrido un instante.

[LOS PROFUNDOS SIGNIFICADOS DEL COLOR PÚRPURA]

Algunas personas podrían cuestionar: “la ciencia occidental ha invertido tantos recursos y todavía no ha probado la existencia de otras dimensiones, pero la antigua China no tenía ninguna de nuestras modernas tecnologías. ¿Cómo podría haber explorado otras dimensiones?”

Si el camino que se toma es correcto, explorar los misterios del universo, otras dimensiones y la vida, no requiere de instrumentos sofisticados. La comunidad de cultivación en China comprendió hace mucho tiempo la existencia de otros espacios-tiempo. Por ejemplo los espejismos, para ellos, son un reflejo de escenas de otras dimensiones en nuestro mundo.

[LOS ORÍGENES DE LA “MALA SUERTE”]

Esto explicaría muchas cosas que no podemos ver pero sí percibimos.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Sigue leyendo:

Historia de reencarnación: el poeta que se encontró con su antigua madre a los 26 años.

. El hilo rojo del destino: el verdadero amor está predestinado (video).

“Todo vuelve”: El principio de la retribución.