¿Sabías que la envidia es muy destructiva tanto para uno mismo como para los demás?

El emperador de la Dinastía Qing dijo: “Para cualquier individuo que forma parte de una sociedad, es esencial ser generoso: sentirse feliz cuando la vida de otros va bien, y ser solidario cuando otros pasan por malos momentos. Esto será bueno para uno y el Cielo bendecirá a esta persona”.

Algunos no comparten estos sentimientos. En cambio, se sienten incómodos cuando a alguien le va mejor que a ellos y por envidia, puede ser que acuse falsamente o dañe a otros.

“Miel en la boca pero puñal en el corazón” es un antiguo dicho que significa que uno elogia la persona a la cual está secretamente apuñalando en el corazón.

Al final esta especie de veneno que es la envidia termina dañando a la persona misma, ya  que esta vive compitiendo y comparándose con los demás, sin poder dormir bien y llena de quejas y sufrimientos.

¿No es mejor aceptar lo que cada uno tiene en la vida y sentirse feliz con el progreso de los demás?

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Cultura