Uno de los grandes misterios del mundo es sin duda la construcción de distintas pirámides y megalitos de un tamaño colosal que existen alrededor del planeta.

No solo es un enigma la perfecta forma de encajar las piedras en las paredes, sino que también el traslado de bloques de cientos de toneladas.

La gran pirámide de Giza, por ejemplo se compone 2.300.000 rocas, con pesos que van de 2 a 40 toneladas.

En el caso de las grandes pirámides de Egipto, el misterio del traslado se profundiza aún más por el breve tiempo en el que se supone que fueron construidas.

Según el físico suizo Nassim Haramein, es imposible que el pueblo egipcio, en el inicio de su civilización, haya sido responsable de tan colosal hazaña.

“Es matemática simple” dice Haramein. “Tomas el número de piedras y te dicen que, de acuerdo a cómo funcionaba el Egipto dinástico, las pirámides tuvieron que ser construidas en 20 años; y luego calculas con qué rapidez se tenían que poner las piedras. Si trabajaban los siete días de la semana, 10 horas al día y 365 días al año, tenían que poner una piedra cada 2 minutos”.

Además, el físico hace notar otras rarezas en la teoría de la construcción, como la ausencia de los supuestos troncos sobre los que se hacían rodar las piedras y la enorme distancia en la que se halla la cantera del emplazamiento.

“Quizás no lo notaron, pero estas pirámides están en medio de un desierto. Necesitas muchos troncos para mover 2.300.000 piedras. ¿De dónde vino la madera?” se preguntó el físico.

Así como Haramein, muchos escritores piensan que, basados en evidencia concreta, las tres grandes pirámides debieron construirse unos cinco milenios antes del nacimiento de la civilización egipcia.

En efecto, parece inexplicable que todas las pirámides realizadas después de las tres grandes sean de una calidad tan pobre que al día de hoy apenas se diferencian de un montículo de escombros. ¿Intentaban acaso los egipcios copiar sin mucho resultado aquellos imponentes edificios dejados por una civilización desconocida?

Según el investigador Anthony West, es evidente por los patrones de erosión, que tanto la esfinge como las grandes pirámides fueron creadas hace unos 10.500 años, antes de que el gran diluvio hacia el final de la última era glaciar azotara el planeta entero.

Entonces ¿quién pudo haber realizado estas magníficas obras de ingeniería si no fueron los antiguos egipcios?
De acuerdo con Haramein, todas las grandes pirámides alrededor del planeta fueron construidas por una civilización global de seres de gran altura, cuya evidencia se encuentra esparcida por todo el globo, como Egipto, Perú, México y China.

Haramein destaca que en muchos cráneos encontrados en Sudamérica y México, el volumen interior doblaba el volumen del cráneo humano normal.

“Otra cosa interesante”, agrega Haramein a la polémica, “es que el agujero en la parte de abajo del cráneo te dice cuán grandes eran estas personas (…) tenían que tener entre 3,6 y 4,5 metros de altura”.

¿Será que existió una civilización prehistórica con seres de esa magnitud? ¿Tu qué piensas?

Suscríbete a nuestro canal de Youtube BLes Cultura para recibir más temas interesantes como este:

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Cultura

Video Destacados