Redacción BLes – ¿Alguna vez al escuchar una obra musical, has sentido una sensación de felicidad o plenitud, que no puede compararse con cualquier deseo terrenal?

Sentir alegría, tristeza, serenidad o un estado en completa armonía…

Pero esto no ocurre al escuchar cualquier música. Tanto la música clásica occidental como la música tradicional china despliegan sonidos capaces de emocionar y resonar con fuerza en el interior de una persona.

Entonces ¿De dónde viene la música y cuál es su función en la humanidad? ¿y por qué debería ser estricta su calificación y no relativa a la subjetividad humana?

Muchas veces dentro de la misma familia, entre padres e hijos o abuelos y nietos se preguntan: “¿a qué puede llamarse ‘música’?”.

Vamos a remontarnos en el tiempo para intentar encontrar la respuesta.

La civilización china, la más antigua con 5.000 años, sabía que la música tenía el poder de sanar. De hecho, el ideograma para “medicina” se compone de “música” a la cual se le agrega “hierbas”.

Las 5 notas de la escala pentatónica (Do-re-mi-sol-la) está relacionada con los 5 elementos  y la armonización de los órganos del cuerpo humano. (se puede ampliar)

Ellos descubrieron que la buena música es capaz de ajustar el propio estado mental, de iniciar procesos de pensamiento, y regular el corazón. La música virtuosa puede generar en la persona un estado psicológico bueno y positivo, y afectar el cuerpo entero

En cambio la mala música puede tener efectos adversos en las personas, potenciando los aspectos negativos de los seres humanos, volviéndolos demasiado temperamentales o melancólicos.

La música puede refinar el carácter de uno y buscar la armonía con el Cielo, esa era una parte natural del proceso artístico en la antigüedad. 

Así, la buena música de un artista llevaba una energía pura y traía un sentido de bienestar a todos los que la escuchaban.

En efecto esto ha sido comprobado también de manera científica, a través de un experimento realizado con cristales de agua. El experimento mostró que los cristales expuestos a la música clásica formaban cristales armoniosos, mientras que los expuestos a la música heavy metal tomaron formas desordenadas y caóticas.

¿Pero qué relación tiene con el cuerpo humano? Nuestro cuerpo está compuesto por un 70% de agua por lo tanto el efecto que genera una obra de arte ¿no impacta sobre nuestros cuerpos?

Mira el video completo en nuestro canal 3 Mil Mundos y ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Cultura

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.