Cuando haces el bien con un pequeño gesto, tal vez estés iniciando algo realmente grandioso que contagiará a otros y provocará una reacción en cadena.

Igualmente es muy difícil que puedas ver al instante el impacto de tu generoso gesto, sin embargo -según la sabiduría ancestral- nuestras buenas acciones son registradas una por una por seres más elevados.

En el mundo actual no es sencillo ser una buena persona, ya si haces el bien en ocasiones eres burlado o mal visto y si hablas de valores tradicionales o moralidad muchas veces eres tildado como un “anticuado”.

No obstante, si sigues fiel a tus principios y logras cada día ser un poco mejor que ayer, muchas cosas con el tiempo cambiarán verdaderamente.

Todos los días puedes recordar estos 3 principios: Verdad, Benevolencia, Tolerancia… verás como todo empieza a cambiar alrededor de ti.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?