Redacción BLes – Muchas cosas que en la vida parecen injustas no lo son en absoluto si se comprenden desde los principios de la reencarnación y la retribución.

¿Te has preguntado qué es lo que causa los defectos de nacimiento? ¿Por qué algunas personas sufren enfermedades miserables e incurables?

Una teoría afirma que las acciones realizadas en vidas pasadas son las responsables de estos males.
A algunos les podrá parecer descabellado, sin embargo profundizando en esta teoría, ciertamente tiene mucho sentido.

Edgar Cayce -también conocido como el “Profeta Durmiente”- fue un psíquico estadounidense que poseía grandes habilidades para contactarse con las personas en estado de hipnosis.

Él inducía un trance en sus pacientes para evaluar sus dolencias, escudriñando los detalles de sus vidas anteriores e incluso haciendo predicciones sobre el futuro.

Cayce afirmó que un gran número de las enfermedades y lesiones que los seres humanos tenemos que soportar en nuestras vidas no son injustas como a menudo creemos. En cambio, son predestinadas y su origen está en nuestras vidas pasadas.

El ‘Profeta Durmiente’ aprendió a usar la hipnosis para diagnosticar su propia enfermedad el 11 de marzo de 1901. Él sufría de una laringitis grave que le impedía hablar: Solo podía producir sonidos débiles, apenas inteligibles, desde la garganta. Visitó numerosos hospitales, pero ningún profesional médico pudo proporcionarle una cura satisfactoria.

Un día un hombre llamado Rennes lo indujo a un trance y le preguntó sobre su enfermedad. Cayce utilizó su voz plena y sana y le dijo que las enfermedades tenían orígenes psicológicos. Y eran curables.

Luego, Cayce, en su trance hipnótico, instruyó a Rennes sobre cómo curar su laringitis, la cual de debía mala circulación de la sangre en la garganta.

Milagrosamente, cuando recobró el conocimiento, descubrió que el dolor crónico había desaparecido y que su voz había vuelto a un estado completamente normal.

Para el 9 de octubre de 1910, las noticias de la habilidad especial de Cayce habían llegado a los principales medios de comunicación.

Los pacientes enfermos acudieron en masa a la oficina de Cayce para una evaluación médica.

Él entendió que su habilidad no debía ser utilizada para el beneficio personal, sino para ayudar a los demás.

Un día Cayce recibió la visita de un hombre de Ohio, que le pidió que explicara los orígenes de su curiosa enfermedad.

Después de examinarlo, Cayce descubrió que este había sido un monje en una vida anterior.

El proceso de hipnosis, en esta ocasión, indujo un profundo sufrimiento en Cayce.

La vida pasada de su paciente sugería la reencarnación: Para Cayce, que era un cristiano practicante, este era un concepto difícil y complicado de entender.

Cayce comenzó a orar, buscando orientación. Al leer la Biblia de principio a fin en una ferviente búsqueda de respuestas, finalmente se reconcilió con la idea de las vidas pasadas. Incluso con la idea de que quizás él había sufrido una asfixia en una vida previa y que por eso tenía tal problema en su garganta.

Descubrió que el concepto de reencarnación era completamente consistente con la ética cristiana y el deber de vivir con altos estándares morales.

Muchos estudiosos de la Biblia afirman que el concepto de la reencarnación está implícito en varias frases, especialmente en el viejo testamento.

Termina de ver la historia con imágenes en nuestro video en nuestro canal 3 Mil Mundos ¡Y suscríbete!

Temas: Categorías: Cultura

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.